sitemap
Palabra Virtual
síguenos en twitter

        audiovideoteca por nombre

 
 Pablo Antonio Cuadra

   Escrito junto a una flor azul Escrito junto a una flor azul de Pablo Antonio Cuadra


      En la voz de Yolanda Blanco    
primeros versos

Temo trazar el ala del gorrión porque el pincel no dañe su pequeña libertad. Anote el poderoso esta ley del maestro cuando legisle para el débil. Escuche este adagio del alfarero la muchacha cuando mis labios se...

   La noche es una mujer desconocida La noche es una mujer desconocida de Pablo Antonio Cuadra


      En la voz de Yolanda Blanco    
primeros versos

Preguntó la muchacha al forastero: ¿Por qué no pasas? En mi hogar está encendido el fuego. Contestó el peregrino: Soy poeta, sólo deseo conocer la noche. Ella, entonces, echó cenizas sobre el fuego y aproximó en la sombra su voz al forastero: ¡Tócame! dijo . ¡Conocerás la noche!...

   Lamento de la doncella en la muerte del guerrero Lamento de la doncella en la muerte del guerrero de Pablo Antonio Cuadra


      En la voz de Yolanda Blanco    
primeros versos

Desde tiempos antiguos la lluvia llora. Sin embargo, joven es una lágrima, joven es el rocío. Desde tiempos antiguos la muerte ronda. Sin embargo, nuevo es tu silencio y nuevo el dolor mío. (Selección: Juana Rosa...

   Niña cortada de un árbol Niña cortada de un árbol de Pablo Antonio Cuadra


      En la voz de Yolanda Blanco    
primeros versos

Las aves nicaragüenses se forman de los árboles: de frutas enternecidas por la lluvia de hojas suavizadas por el viento de susurros que la savia amansa y pule en trinos. Mi patria es entendida en vegetales que cantan; en primaveras que he besado; en frutales que tú eres cuando me...

   Nonantzin Nonantzin de Pablo Antonio Cuadra


      En la voz de Yolanda Blanco    
primeros versos

Amada, si yo muriera, entiérrame en la cocina bajo el fogón. Al palmotear la tortilla me llamará a su manera tu corazón. Mas si alguien, amor, se empeña en conocer tu pesar, dile que es verde la leña y hace llorar. (Traducido de...

   República de poetas República de poetas de Pablo Antonio Cuadra


      En la voz de Yolanda Blanco    
primeros versos

Mi bandera pretende como el cielo, unir el azul y el blanco. Equivocados los próceres quisieron juntar abajo lo que solamente arriba se hermana y no siempre. Pero algo logras, paisano, izando el cielo en tu mástil, ¡somos un millón de hombre con la cabeza de...

 
 Pablo Armando Fernández

   En voz baja... En voz baja... de Pablo Armando Fernández


      En la voz de Pablo Armando Fernández    
Colaboración: Círculo de Poesía
primeros versos

En voz baja decir, amor, tu nombre, junto a ti, a tus oídos, a tu boca. Y ser ese animal feliz que junta sus mitades. En voz baja o sin ella, muda la boca revertida a su unidad: silencio inaugural que a verbo y carne otorga nueva vida. Los ojos ciegos, de regreso al todo...

   La primavera, dices... La primavera, dices... de Pablo Armando Fernández


      En la voz de Pablo Armando Fernández    
Colaboración: Círculo de Poesía
primeros versos

La primavera, dices, y escojo madreselvas, geranios y begonias. A casa vuelves con los pies mojados, la falda llena de guisazos ásperos. Begonias sin olor en los cabellos y entre las manos, romerillo y malvas. Dices, el aire, y cierro las ventanas...

 
 Pablo de Rokha

   Aventurero Aventurero de Pablo de Rokha


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

Oriente de cobre duro, fino y ensangrentado, de tiempo a tiempo tendido de mundo a mundo.¡Voluntad!Soy el hombre de la danza oscura y el ataúd de canciones degolladas; el automovilista lluvioso, sonriente de horrores, gobernando la bestia ruidosa; el tallador en piedra de catedrales hundidas...

   Canto del macho anciano (fragmento) Canto del macho anciano (fragmento) de Pablo de Rokha


      En la voz de Pablo de Rokha    
primeros versos

Viviendo del recuerdo, amamantándome del recuerdo, el recuerdo me envuelve y al retornar a la gran soledad de la adolescencia, padre y abuelo, padre de innumerables familias, rasguño los rescoldos, y la ceniza helada agranda la desesperación en la que todos están muertos entre muertos...

   La idolatrada La idolatrada de Pablo de Rokha


      En la voz de Carmen Feito Maeso y Francisco Portillo    
primeros versos

Montaña de versos, brazada de sueños ardiendo, tú sobre mi sexo; llaga de sol, llaga de miel, llaga de luz encima de las frutas clásicas, incendio, leña de pena... Como camino polvoroso de canciones, como recuerdo polvoroso, así tu amor embellece y alegra entristeciendo...

   Poema sin nombre Poema sin nombre de Pablo de Rokha


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Como una gran niebla ardida desde todas las distancias emergiendo o lo mismo que el horizonte... Te recuerdo y vienen piando las hojas marchitas del atardecer, hermana, amiga, esposa, a cantar la tonada del viaje y las guitarras en las cruces lluviosas de mi padecimiento...

 
 Pablo García Baena

   Bajo la dulce lámpara Bajo la dulce lámpara de Pablo García Baena


      En la voz de Pablo García Baena    
primeros versos

Bajo la dulce lámpara, el dedo sobre el atlas entretenía al muchacho en ilusorios viajes y un turbador perfume de aventuras salpicaba de sangre el mar antiguo de los corsarios. Los galeones, como flotantes cofres de tesoros, eran abordados por las naos piratas y el yatagán, las...

 
 Pablo Neruda

   Alturas de Macchu Picchu Alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

I Del aire al aire, como una red vacía, iba yo entre las calles y la atmósfera, llegando y despidiendo, en el advenimiento del otoño la moneda extendida de las hojas, y entre la primavera y las espigas, lo que el más grande amor, como dentro de un guante que cae, nos entrega como una...

   Amor, amor, las nubes... Amor, amor, las nubes... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Amor, amor, las nubes a la torre del cielo subieron como triunfantes lavanderas, y todo ardió en azul, todo fue estrella: el mar, la nave, el día se desterraron juntos. Ven a ver los cerezos del agua constelada y la clave redonda del rápido universo, ven a tocar el fuego del azul...

   Ángela adónica Ángela adónica de Pablo Neruda


      En la voz de Frank Moro    
primeros versos

Hoy me he tendido junto a una joven pura como a la orilla de un océano blanco, como en el centro de una ardiente estrella de lento espacio. De su mirada largamente verde la luz caía como un agua seca, en transparentes y profundos círculos de fresca fuerza. Su pecho como un fuego de dos...

   Aquí te amo... (Poema XVIII) Aquí te amo... (Poema XVIII) de Pablo Neruda


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Aquí te amo. En los oscuros pinos se desenreda el viento. Fosforece la luna sobre las aguas errantes. Andan días iguales persiguiéndose. Se desciñe la niebla en danzantes figuras. Una gaviota de plata se descuelga del ocaso. A veces una vela. Altas, altas estrellas. O la cruz negra de un barco. Solo...

   Arte poética Arte poética de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Entre sombra y espacio, entre guarniciones y doncellas dotado de corazón singular y sueños funestos, precipitadamente pálido, marchito en la frente y con luto de viudo furioso por cada día de vida, ay, para cada agua invisible que bebo soñolientamente y de todo sonido que acojo...

   Barcarola Barcarola de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Si solamente me tocaras el corazón, si solamente me pusieras tu boca en mi corazón tu fina boca, tus dientes, si pusieras tu lengua como una flecha roja allí donde mi corazón polvoriento golpea, si soplaras en mi corazón, cerca del mar, llorando, sonaría con un ruido oscuro, con...

   Bueno... ahí terminó lo que te traía... Bueno... ahí terminó lo que te traía... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Bueno... ahí terminó lo que te traía: mi poesía, para ti, para este día, para esta tarde, para esta noche y te la dejo para mañana. No sé si te dejará pensativa ésta poesía que anda por todas partes: Saca tierra, lluvia, frutos y tierra, lluvia, frutos, luchas, esperanzas.... Te las...

   Bueno... ahí terminó lo que te traía...(fragmento) y Disposiciones (fragmento) Bueno... ahí terminó lo que te traía...(fragmento) y Disposiciones (fragmento) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Bueno... ahí terminó lo que te traía: mi poesía, para ti, para este día, para esta tarde, para esta noche y te la dejo para mañana. No sé si te dejará pensativa ésta poesía que anda por todas partes: Saca tierra, lluvia, frutos y tierra, lluvia, frutos, luchas, esperanzas....

   Buenos días... ¿Puedo pasar?... Buenos días... ¿Puedo pasar?... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Buenos días... ¿Puedo pasar? Me llamo Pablo Neruda, soy poeta. Vengo llegando ahora del norte, del sur, del centro, del mar, de una mina que visité en Copiapó. Vengo llegando de mi casa de Isla Negra y te pido permiso para entrar en tu casa, para leerte mis versos, para que...

   Buenos días... ¿Puedo pasar?... Buenos días... ¿Puedo pasar?... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Buenos días... ¿Puedo pasar? Me llamo Pablo Neruda, soy poeta. Vengo llegando ahora del norte, del sur, del centro, del mar, de una mina que visité en Copiapó. Vengo llegando de mi casa de Isla Negra y te pido permiso para entrar en tu casa, para leerte mis versos...

   Cuerpo de mujer, blancas colinas... Cuerpo de mujer, blancas colinas... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos, te pareces al mundo en tu actitud de entrega. Mi cuerpo de labriego salvaje te socava y hace saltar el hijo del fondo de la tierra. Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros y en mí la noche entraba su invasión poderosa. Para...

   Dónde estará la Guillermina? Dónde estará la Guillermina? de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Dónde estará la Guillermina? Cuando mi hermana la invitó y yo salí a abrirle la puerta, entró el sol, entraron estrellas, entraron dos trenzas de trigo y dos ojos interminables. Yo tenía catorce años y era orgullosamente oscuro, delgado, ceñido y fruncido, funeral y ceremonioso: yo...

   El gran mantel El gran mantel de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Cuando llamaron a comer se abalanzaron los tiranos y sus cocotas pasajeras, y era hermoso verlas pasar como avispas de busto grueso seguidas por aquellos pálidos y desdichados tigres públicos. Su oscura ración de pan comió el campesino en el campo, estaba solo y era tarde, estaba...

   El inconstante El inconstante  de Pablo Neruda


      En la voz de Conchita Fernández    
primeros versos

Los ojos se me fueron tras de una morena que pasó. Era de nácar negro, era de uvas moradas, y me azotó la sangre con su cola de fuego. Detrás de todas me voy. Pasó una clara rubia como una planta de oro balanceando sus dones. Y mi boca se fue como con una ola descargando en su pecho relámpagos de sangre...

   El poeta se despide de los pájaros El poeta se despide de los pájaros de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Poeta provinciano, pajarero, vengo y voy por el mundo, desarmado, sin otrosí, silbando, sometido al sol y su certeza, a la lluvia, a su idioma de violín, a la sílaba fría de la ráfaga. Sí sí sí sí sí sí, soy un desesperado pajarero, no puedo corregirme y aunque no me conviden los...

   El pueblo victorioso El pueblo victorioso de Pablo Neruda


      En la voz de Víctor Heredia    
Colaboración: Emilio Cartoy Díaz
primeros versos

Está mi corazón en esta lucha. Mi pueblo vencerá. Todos los pueblos vencerán, uno a uno. Estos dolores se exprimirán como pañuelos hasta estrujar tantas lagrimas vertidas en socavones del desierto, en tumbas, en escalones del martirio humano...

   El sur del océano El sur del océano de Pablo Neruda


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

De consumida sal y garganta en peligro están hechas las rosas del océano solo, el agua rota sin embargo, y pájaros temibles, y no hay sino la noche acompañada del día, y el día acompañado de un refugio, de una pezuña, del silencio. En el silencio crece el viento con su hoja única y...

   El vuelo El vuelo de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

El alto vuelo sigo con mis manos: honor del cielo, el pájaro atraviesa la transparencia, sin manchar el día. Cruza el oeste palpitando y sube por cada grada hasta el desnudo azul todo el cielo es su torre y limpia el mundo con su movimiento. Aunque el ave violenta busque sangre en la...

   Enfermedades en mi casa Enfermedades en mi casa de Pablo Neruda


      En la voz de Jaime Sabines    
primeros versos

Cuando el deseo de alegría con sus dientes de rosa escarba los azufres caídos durante muchos meses y su red natural, sus cabellos sonando a mis habitaciones extinguidas con ronco paso llegan, allí la rosa de alambre maldito golpea con arañas las paredes y las uñas del cielo se...

   Entrada a la madera Entrada a la madera de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Con mi razón apenas, con mis dedos, con lentas aguas lentas inundadas, caigo al imperio de los nomeolvides, a una tenaz atmósfera de luto, a una olvidada sala decaída, a un racimo de tréboles amargos. Caigo en la sombra, en medio de destruidas cosas, y miro arañas, y apaciento...

   Explico algunas cosas (fragmentos) Explico algunas cosas (fragmentos) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Preguntaréis: Y dónde están las lilas? Y la metafísica cubierta dé amapolas? Y la lluvia que a menudo golpeaba sus palabras llenándolas de agujeros y pájaros? Os voy a contar todo lo que me pasa. Yo vivía en un barrio de Madrid, con campanas, con relojes, con árboles...

   Fábula de la sirena y los borrachos Fábula de la sirena y los borrachos de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Todos estos señores estaban dentro cuando ella entró completamente desnuda ellos habían bebido y comenzaron a escupirla ella no entendía nada recién salía del rio era una sirena que se había extraviado los insultos corrían sobre su carne lisa la inmundicia cubrió sus pechos de oro...

   Juntos nosotros Juntos nosotros de Pablo Neruda


      En la voz de Jaime Sabines    
primeros versos

Qué pura eres de sol o de noche caída, qué triunfal desmedida tu órbita de blanco, y tu pecho de pan, alto de clima, tu corona de árboles negros, bienamada, y tu nariz de animal solitario, de oveja salvaje que huele a sombra y a precipitada fuga titánica. Ahora, qué armas espléndidas...

   La canción desesperada La canción desesperada de Pablo Neruda


      En la voz de Jaime Sabines    
primeros versos

Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy. El río anuda al mar su lamento obstinado. Abandonado como los muelles en el alba. Es la hora de partir, oh abandonado! Sobre mi corazón llueven frías corolas. Oh sentina de escombros, feroz cueva de náufragos! En ti se acumularon las...

   La casa de las odas La casa de las odas de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Escribiendo estas odas en este año mil novecientos cincuenta y cinco, desplegando y tañendo mi lira obligatoria y rumorosa sé lo que soy y adonde va mi canto. Comprendo que el comprador de mitos y misterios entre en mi casa de odas, hecha con adobe y madera, y odie los utensilios,...

   La llave (fragmento) La llave (fragmento) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Pierdo la llave, el sombrero, la cabeza! La llave es la del almacén de Raúl, en Temuco. Estaba afuera, inmensa, perdida, indicando a los indios el almacén La Llave. Cuando me vine al Norte se la pedí a Raúl, se la arranqué, se la robé entre borrasca y ventolera...

   La mamadre La mamadre de Pablo Neruda


      En la voz de Ricardo de la Castilleja    
primeros versos

La mamadre viene por ahí, con zuecos de madera. Anoche sopló el viento del polo, se rompieron los tejados, se cayeron los muros y los puentes, aulló la noche entera con sus pumas, y ahora, en la mañana de sol helado, llega mi mamadre, doña Trinidad Marverde, dulce como la tímida...

   La noche en la isla La noche en la isla de Pablo Neruda


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Toda la noche he dormido contigo junto al mar, en la isla. Salvaje y dulce eras entre el placer y el sueño, entre el fuego y el agua. Tal vez muy tarde nuestros sueños se unieron en lo alto o en el fondo, arriba como ramas que un mismo viento mueve, abajo como rojas raíces que se tocan...

   La reina La reina de Pablo Neruda


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

Yo te he nombrado reina. Hay más altas que tú, más altas. Hay más puras que tú, más puras. Hay más bellas que tú, más bellas. Pero tú eres la reina. Cuando vas por las calles nadie te reconoce. Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira Ia alfombra de oro rojo que pisas donde pasas,...

   Llénate de mí Llénate de mí de Pablo Neruda


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Llénate de mí. Ansíame, agótame, viérteme, sacrifícame. Pídeme. Recógeme, contiéneme, ocúltame. Quiero ser de alguien, quiero ser tuyo, es tu hora. Soy el que pasó saltando sobre las cosas, el fugante, el doliente. Pero siento tu hora, la hora de que mi vida gotee sobre tu alma...

   Los enemigos Los enemigos de Pablo Neruda


      En la voz de Franklin Caicedo    
primeros versos

Ellos aquí trajeron los fusiles repletos de pólvora, ellos mandaron el acerbo exterminio, ellos aquí encontraron un pueblo que cantaba, un pueblo por deber y por amor reunido, y la delgada niña cayó con su bandera, y el joven sonriente rodó a su lado herido...

   Madrigal escrito en invierno Madrigal escrito en invierno de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

En el fondo del mar profundo, en la noche de largas listas, como un caballo cruza corriendo tu callado callado nombre. Alójame en tu espalda, ay refúgiame, aparéceme en tu espejo, de pronto, sobre la hoja solitaria, nocturna, brotando de lo oscuro, detrás de ti. Flor de la dulce luz...

   Material nupcial Material nupcial de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo López del Castillo    
primeros versos

De pie como un cerezo sin cáscara ni flores, especial, encendido, con venas y saliva, y dedos y testículos, miro una niña de papel y luna, horizontal, temblando y respirando y blanca y sus pezones como dos cifras separadas, y la rosal reunión de sus piernas en donde su sexo de...

   Mujer lejana Mujer lejana de Pablo Neruda


      En la voz de Conchita Fernández    
primeros versos

Esta mujer cabe en mis manos. Es blanca y rubia, y en mis manos la llevaría como a una cesta de magnolias. Esta mujer cabe en mis ojos. La envuelven mis miradas, mis miradas que nada ven cuando la envuelven. Esta mujer cabe en mis deseos. Desnuda está bajo la anhelante llamarada de mi vida...

   Niña morena y ágil... (Poema XIX) Niña morena y ágil... (Poema XIX) de Pablo Neruda


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

Niña morena y ágil, el sol que hace las frutas, el que cuaja los trigos, el que tuerce las algas, hizo tu cuerpo alegre, tus luminosos ojos y tu boca que tiene la sonrisa del agua. Un sol negro y ansioso se te arrolla en las hebras de la negra melena, cuando estiras los brazos. Tú...

   No hay olvido (sonata) No hay olvido (sonata) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Si me preguntáis en dónde he estado debo decir Sucede . Debo de hablar del suelo que oscurecen las piedras, del río que durando se destruye: no sé sino las cosas que los pájaros pierden, el mar dejado atrás, o mi hermana llorando. Por qué tantas regiones, por qué un día se junta con...

   Oda a la bella desnuda (fragmento) Oda a la bella desnuda (fragmento) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Con casto corazón, con ojos puros, te celebro, belleza, reteniendo la sangre para que surja y siga la línea, tu contorno, para que te acuestes a mi oda como en tierra de bosques o de espuma, en aroma terrestre o en música marina. Bella desnuda, igual tus pies arqueados...

   Oda a la cama (fragmento) Oda a la cama (fragmento) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

De cama en cama en cama es este viaje el viaje de la vida. El que nace, el herido y el que muere, el que ama y el que sueña vinieron y se van de cama en cama, vinimos y no vamos en este tren, en esta nave, en este río común a toda vida, común a toda muerte...

   Oda a la crítica Oda a la crítica de Pablo Neruda


      En la voz de Joaquín Sabina    
primeros versos

Yo escribí cinco versos: uno verde, otro era un pan redondo, el tercero una casa levantándose, el cuarto era un anillo, el quinto verso era corto como un relámpago y al escribirlo me dejó en la razón su quemadura. Y bien, los hombres, las mujeres, vinieron y tomaron la sencilla...

   Oda a los calcetines Oda a los calcetines de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Me trajo Mara Mori un par de calcetines, que tejió con sus manos de pastora, dos calcetines suaves como liebres. En ellos metí los pies como en dos estuches tejidos con hebras del crepúsculo y pellejos de ovejas. Violentos calcetines, mis pies fueron dos pescados de lana, dos largos...

   Oda al aceite Oda al aceite de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Cerca del rumoroso cereal, de las olas del viento en las avenas, el olivo de volumen plateado, severo en su linaje, en su torcido corazón terrestre; las gráciles olivas pulidas por los dedos que hicieron la paloma y el caracol marino: verdes, innumerables, purísimos pezones de la...

   Oda al día feliz Oda al día feliz de Pablo Neruda


      En la voz de Teresa Parodi    
Colaboración: Emilio Cartoy Díaz
primeros versos

Esta vez dejadme ser feliz, nada ha pasado a nadie, no estoy en parte alguna, sucede solamente que soy feliz por los cuatro costados del corazón, andando, durmiendo o escribiendo. Qué voy a hacerle, soy feliz, soy más innumerable que el pasto en las praderas...

   Oda al vals Sobre las Olas (fragmento) Oda al vals Sobre las Olas (fragmento) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Viejo vals, estás vivo latiendo suavemente no a la manera de un corazón enterrado, sino como el olor de una planta profunda, tal vez como el aroma del olvido. No conozco los signos de la música, ni sus libros sagrados, soy un pobre poeta de las calles y sólo vivo y muero...

   Para mi corazón basta tu pecho... Para mi corazón basta tu pecho... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Para mi corazón basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas. Desde mi boca llegará hasta el cielo lo que estaba dormido sobre tu alma. Es en ti la ilusión de cada día. Llegas como el rocío a las corolas. Socavas el horizonte con tu ausencia. Eternamente en fuga como la ola. He...

   Para que tu me oigas... Para que tu me oigas... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Para que tú me oigas mis palabras se adelgazan a veces como las huellas de las gaviotas en las playas. Collar, cascabel ebrio para tus manos suaves como las uvas. Y las miro lejanas mis palabras. Más que mías son tuyas. Van trepando en mi viejo dolor como las yedras. Ellas trepan así...

   Pensando, enredando sombras... Pensando, enredando sombras... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Pensando, enredando sombras en la profunda soledad. Tú también estás lejos, ah más lejos que nadie. Pensando, soltando pájaros, desvaneciendo imágenes, enterrando lámparas. ¡Campanario de brumas, qué lejos, allá arriba! Ahogando lamentos, moliendo esperanzas sombrías, molinero...

   Puedo escribir los versos ... Puedo escribir los versos ... de Pablo Neruda


      En la voz de Jaime Sabines    
primeros versos

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos. El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso...

   Puedo escribir los versos... (Poema XX) Puedo escribir los versos... (Poema XX)        de Pablo Neruda


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo:La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso. En las noches como ésta la tuve entre mis brazos...

   Recomendaciones finales (fragmento) Recomendaciones finales (fragmento) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Aquí me despido, señores, después de tantas despedidas y como no les dejo nada quiero que todos toquen algo: lo más inclemente que tuve, lo más insano y más ferviente vuelve a la tierra y vuelve a ser: los pétalos de la bondad cayeron como campanadas en la boca verde del viento...

   Sed de ti me acosa... Sed de ti me acosa... de Pablo Neruda


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Sed de ti me acosa en las noches hambrientas. Trémula mano roja que hasta su vida se alza. Ebria de sed, loca sed, sed de selva en sequía. Sed de metal ardiendo, sed de raíces ávidas. Por eso eres la sed y lo que ha de saciarla. Cómo poder no amarte si he de amarte por eso. Si ésa es la amarra cómo poder cortarla, cómo...

   Si muero sobrevíveme... (SONETO XCIV) Si muero sobrevíveme... (SONETO XCIV) de Pablo Neruda


      En la voz de Matilde Urrutia    
primeros versos

Si muero sobrevíveme con tanta fuerza pura que despiertes la furia del pálido y del frío, de sur a sur levanta tus ojos indelebles, de sol a sol que suene tu boca de guitarra. No quiero que vacilen tu risa ni tus pasos, no quiero que se muera mi herencia de alegría, no llames a mi pecho, estoy ausente…

   Sobre mi mala educación Sobre mi mala educación de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Cuál es cuál, cuál es el cómo? Quién sabe cómo conducirse? Qué naturales son los peces! Nunca parecen inoportunos. Están en el mar invitados y se visten correctamente sin una escama de menos, condecorados por el agua. Yo todos los días pongo no sólo los pies en el plato, sino los...

   Sólo la muerte Sólo la muerte de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Hay cementerios solos, tumbas llenas de huesos sin sonido, el corazón pasando un túnel oscuro, oscuro, oscuro, como un naufragio hacia adentro nos morimos, como ahogarnos en el corazón, como irnos cayendo desde la piel del alma. Hay cadáveres, hay pies de pegajosa losa fría, hay la...

   Sube a nacer conmigo... Sube a nacer conmigo... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Sube a nacer conmigo, hermano. Dame la mano desde la profunda zona de tu dolor diseminado. No volverás del fondo de las rocas. No volverás del tiempo subterráneo. No volverá tu voz endurecida. No volverán tus ojos taladrados. Mírame desde el fondo de la tierra, labrador, tejedor, pastor callado...

   Tango del viudo Tango del viudo de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Oh maligna, ya habrás hallado la carta, ya habrás llorado de furia, y habrás insultado el recuerdo de mi madre llamándola perra podrida y madre de perros, ya habrás bebido sola, solitaria, el té del atardecer mirando mis viejos zapatos vacíos para siempre, y ya no podrás recordar mis...

   Te recuerdo como eras... Te recuerdo como eras... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Te recuerdo como eras en el último otoño. Eras la boina gris y el corazón en calma. En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo. Y las hojas caían en el agua de tu alma. Apegada a mis brazos como una enredadera, las hojas recogían tu voz lenta y en calma. Hoguera de estupor en que...

   Testamento 1 (fragmento) Testamento 1 (fragmento) de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Dejo a los sindicatos del cobre, del carbón y del salitre mi casa junto al mar de Isla Negra. Quiero que allí reposen los maltratados hijos de mi patria, saqueada por hachas y traidores, desbaratada en su sagrada sangre, consumida en volcánicos harapos...

   Testamento de otoño Testamento de otoño de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

El poeta entra a contar su condición y predilecciones Entre morir y no morir me decidí por la guitarra y en esta intensa profesión mi corazón no tiene tregua, porque donde menos me esperan yo llegaré con mi equipaje a cosechar el primer vino en los sombreros del Otoño...

   Tienes del archipiélago las hebras... Tienes del archipiélago las hebras... de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

Tienes del archipiélago las hebras del alerce, la carne trabajada por los siglos del tiempo, venas que conocieron el mar de las maderas, sangre verde caída del cielo a la memoria. Nadie recogerá mi corazón perdido entre tantas raíces, en la amarga frescura del sol multiplicado por la...

   Tus manos Tus manos de Pablo Neruda


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Cuando tus manos salen, y amor, hacia las mías, qué me traen volando? Por qué se detuvieron en mi boca, de pronto, por qué las reconozco como si entonces antes, las hubiera tocado, como si antes de ser hubieran recorrido mi frente, mi cintura? Su suavidad venía volando sobre el...

   Un día sobresale Un día sobresale de Pablo Neruda


      En la voz de Pablo Neruda    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

De lo sonoro salen números, números moribundos y cifras con estiércol, rayos humedecidos y relámpagos sucios. De lo sonoro, creciendo, cuando la noche sale sola, como reciente viuda, como paloma o amapola o beso, y sus maravillosas estrellas se dilatan. En lo sonoro la luz se...

   Walking around Walking around de Pablo Neruda


      En la voz de Jaime Sabines    
primeros versos

Sucede que me canso de ser hombre. Sucede que entro en las sastrerías y en los cines marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro navegando en un agua de origen y ceniza. El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos. Sólo quiero un descanso de piedras o de lana, sólo quiero...

 
 Pedro Calderón de la Barca

   Cantarcillo Cantarcillo de Pedro Calderón de la Barca


      En la voz de María Angeles Herranz    
primeros versos

Ruiseñor que volando vas, cantando finezas, cantando favores, ¡oh, cuánta pena y envidia me das! Pero no, que si hoy cantas amores, tú tendrás celos y tú llorarás. ¡Qué alegre y desvanecido cantas, dulce ruiseñor, las venturas de tu amor olvidado de tu olvido! En ti, de ti...

   Salve manjar del Cielo Salve manjar del Cielo de Pedro Calderón de la Barca


      En la voz de Dámaso Alonso, Eulalia Galvarriato, Eulalia Soldevilla, Luis Miguel y Rosalía Payno    
primeros versos

Salve manjar del Cielo, salve Pan de la Gracia, salve Vida del Cuerpo, salve Candor del Alma, salve, salve mil veces, pues tú me...

   Si el instrumento de mis labios templo... Si el instrumento de mis labios templo... de Pedro Calderón de la Barca


      En la voz de Dámaso Alonso, Eulalia Galvarriato, Eulalia Soldevilla, Luis Miguel y Rosalía Payno    
primeros versos

Si el instrumento de mis labios templo para cantaros, Virgen especiosa, obra de Dios tan única y dichosa, que sola Vos de Vos sois vivo ejemplo, enmudece la voz por que os contemplo la Madre de Dios Hijo, la Hija hermosa del Padre, del Espíritu la Esposa, y de los tres Sagrario,...

 
 Pedro Gandía

   Alba o noche Alba o noche  de Pedro Gandía


      En la voz de Pedro Gandía    
primeros versos

Arranca el viento sueños de las manos. No hay azar ni destino: solo sombras. Y una llama extinguida es el futuro, agónica pasión interminable. Si anima otra figura, más se hunde en la opacidad. No hay superficie, pero el tiempo persiste como herida. Despertar al horror de la existencia...

   La materia que insiste persiste en el vacío La materia que insiste persiste en el vacío  de Pedro Gandía


      En la voz de Pedro Gandía    
primeros versos

Adolescente virgen ofrenda su desnudo Al sueño y la pasión de sus idólatras, Y blancos astros signan el corazón del Cosmos Como esperma de un dios que enciende la ceniza. Príncipe-Mago alígero, de sombra refulgente, Lo conforma con ruinas de espejos abisales En los que se devoran narcisos duplicados...

   Leonardo Da Vinci Leonardo Da Vinci  de Pedro Gandía


      En la voz de Pedro Gandía    
primeros versos

Juego de espejos rotos bajo el rumor del agua: la clepsidra del río riza el oscuro sueño de un infante en la cuna con un nibbio esplendente. La justa galería de la pupila escruta, insomne la materia que leve el aire eleva: tránsito o espejismo de extravío adorable. Si incandescente selva lo rodea...

   Verde veneno Verde veneno de Pedro Gandía


      En la voz de Pedro Gandía    
primeros versos

Desdobla de continuo su existencia por morar en edenes de artificio donde espacio, deseo, tiempo, forma son palabras que nada significan.Disuelve allí la identidad que finge y es nada, y es feliz por un instante. Pero el viaje concluye, y, nuevamente, la vida lo reclama y lo derriba ...

 
 Pedro Garfias

   A mi padre A mi padre de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

¿Por qué no hablamos nunca, largamente, tú y yo padre, cuando esto era posible, como dos hombres, como dos amigos o dos desconocidos que se encuentran en el camino y echan un cigarrillo y se sientan al borde de la vida mirando pasar la tarde y el camino y hablan, hablan y callan,...

   Acordes viejos y nuevos Acordes viejos y nuevos de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Pon en mi frente tu mano y halágame esta aspereza de sueño desmelenado. De mi balcón flotante fui colgando tus besos y ahora todas las noches repican con el viento. Bajo sus pies florecía la mañana, y su cabello traía la luna clara, la clara luna intacta. Mis manos, mis manos fatigadas de hurgar en la mañana de los días...

   Ahora Ahora de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Ahora ahora sí que voy a llorar sobre esta gran roca sentado la cabeza en la bruma y los pies en el agua y el cigarrillo apagado entre los dedos... Ahora ahora sí que voy a vaciaros ojos míos, corazón mío, abrir vuestras espitas lentas y vaciaros sin peligro de inundaciones...

   Árbol Árbol  de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Yo he conocido a un árbol que me quería bien. Jamás supe su nombre, no se lo pregunté y él nunca me lo dijo: cuestión de timidez. Nunca vio mi silueta, era ciego al nacer, por eso a mí me quiso lo mismo que yo a él. Le dije muchas cosas que a nadie más diré, más que a la vieja estrella que alguna vez hablé...

   Aunque te rompas… Aunque te rompas… de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Aunque te rompas, frágil bóveda, en mil pedazos esta noche estrellada yo tengo que gritar en este bosque inglés de robles pensativos y altos pinos sonoros. He de arrancar los árboles a puñados convulsos he de batir el cielo con mis manos cerradas y he de llorar a voces este dolor mordido que brota a borbotones...

   Capitán Ximeno Capitán Ximeno  de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Mirada azul de Ximeno en cara de niño bueno. Mirada de azul cuajado, de azul acero templado tan inocente bajo la paz de la frente. Dicen, Ximeno, que fuiste bandolero y que supiste de la fuga por los montes hacia aquellos horizontes donde nadie sabe dónde un tibio rincón se esconde para el hombre...

   Como andaba a su manera Como andaba a su manera  de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Como andaba a su manera, tropezaba; se caía; rehacía su cuerpo y lo levantaba. Perdón pedía a la piedra, y a todas partes llegaba.

   Coplillas a un poeta muerto Coplillas a un poeta muerto de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Combatió con los nombres y los redujo a cero. Y se fue con los hombres, a fuer de hombre sincero. Caminó por el río constelado de hervores o celeste de frío con los mismos fervores. Tuvo un bote, una vela, una mar, un empeño. Y este viento que hiela no le cuajó su sueño. Se fue por...

   Cuando me tiro de noche... Cuando me tiro de noche... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Cuando me tiro de noche en el ataúd del lecho que es menos duro que el otro porque ya sabe mis huesos, me pongo a mirar arriba los astros de mis recuerdos. Aquél que se abrió de pronto cuando todo era misterio. El otro que se apagó antes de sentirse abierto. A veces grito iracundo:...

   Debió de ser tu tarde… Debió de ser tu tarde… de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Debió de ser tu tarde, yo me acuerdo como las tardes de mi pueblo son. Si le pongo el oído al corazón l a siento levantarse en el recuerdo. Yo me muerdo mi alma y la remuerdo. Remordimientos mordimientos son, me sale por la boca el corazón y de tu tarde, padre, no me acuerdo...

   Dulce María dime... Dulce María dime... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Dulce María dime: ¿Verdad que te encontraste, cuando bajabas la colina oscura y retumbaba la tarde , con la madre de Judas también muerto , y os abrazasteis y llorasteis juntas como dos madres?

   El ahorcado y el crucificado... El ahorcado y el crucificado... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

El ahorcado y el crucificado se miraron de lejos sin rencor, con dulzura, con esa limpidez con que miran los muertos.

   El iba solo... El iba solo... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Él iba solo tambaleándose... Borracho de amor, borracho de hambre, borracho de alcohol, quién sabe. Él iba solo...

   El verso humano pesa… El verso humano pesa… de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

El verso humano pesa. Yo lo cojo en mis manos y siento que me dobla las muñecas. Mi traspiés juega mal con el camino y mi dolor contigo, oh blanca primavera. A veces de lo hondo del silencio que bordean las flores y la brisa acude el largo grito a mi garganta. La primavera rápida se esquiva, se rompe en mil pedazos...

   Hablo con usted Mr. Chamberlain Hablo con usted Mr. Chamberlain  de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Cuando hayáis descansado, míster, de vuestros vuelos cuando hayáis descansado, digo, y saboreado las mieles derretidas de los vítores yo, poeta español, tengo el honor de invitaros a visitar España. Esta España que ayer organizaba su vida oscuramente en un silencio humilde y laborioso...

   Hoy quiero hacer un verso… Hoy quiero hacer un verso… de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Hoy quiero hacer un verso que lleve un vuelo curvo, que camine conmigo y dé la vuelta al lago así veré tu techo perenne de verdores, bosque primaveral, y soñará mi frente una evasión posible por un cielo de hojas: así veré mi imagen mecida por tus aguas que fingirán la cuna que han hecho azul los años...

   La Tierra dando vueltas va alejándose… La Tierra dando vueltas va alejándose… de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

La Tierra dando vueltas va alejándose con la soga del Tiempo a la cintura. Fuera del tiempo y el espacio estoy con mi vida enlazada por sus puntas. Las noches se prolongan en oscuras estancias sin descanso mientras pastan los días yerba dorada al rubio sol del prado. Yo recorro mi vida como un perro andando...

   Llanto sobre una isla Llanto sobre una isla de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

I Ahora Ahora sí que voy a llorar sobre esta gran roca sentado la cabeza en la bruma y los pies en el agua y el cigarrillo apagado entre los dedos... Ahora Ahora sí que voy a vaciaros ojos míos, corazón mío, abrir vuestras espitas y vaciaros sin peligro de inundaciones. Ahora voy a...

   Lleva la cruz al hombro... Lleva la cruz al hombro... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Lleva la cruz al hombro, tres veces no, mil veces caído y levantado; ya su vida es escombro; va por la calle ya crucificado. No pavor, sino asombro, verlo lo mismo y ya transfigurado. Nadie lo nombrará, ni yo lo nombro, ni nadie lo ha nombrado. No resucitará, nadie le rezará, nadie...

   Llora la hembra Llora la hembra  de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Llora la hembra cuando va a alumbrar El niño llora porque no comprende Lloran los viejos porque ya lo saben Y llora Dios por esta pobre gente.

   Nuevos acordes Nuevos acordes de Pedro Garfias


      En la voz de Juan Rejano    
primeros versos

A Juan Naves Sé que si le grito fuerte el silencio se acongoja. Sé que si la piso duro es la piedra la que llora. Sé que si camino aprisa se me derrumban las hojas. Por eso voy con cuidado, acariciando las formas, mirando a un lado y al otro y respetándolas todas. Que hay quien se...

   Pasear contigo en soledad perfecta... Pasear contigo en soledad perfecta... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Pasear contigo en soledad perfecta fondo azul de colinas y a los lados árboles comprensivos y vigilantes el doble paso caprichoso y lento. Pasear contigo en soledad callada al través de un silencio transparente la frente levantada al sol que sube orgulloso del brío de su vuelo...

   Por el aroma roto de un recuerdo... Por el aroma roto de un recuerdo... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Por el aroma roto de un recuerdo, como por un incienso mutilado, brotas de la memoria en que me pierdo, cristal sin luz, metal acongojado. Contigo traes el llanto de la encina y la cinta sin mácula del hielo. Contigo el ronco viento de la esquina y el tierno y largo jadear del suelo...

   Porque te siento lejos... Porque te siento lejos... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Porque te siento lejos y tu ausencia habita mis desiertas soledades, qué profunda esta tarde derramada sobre los verdes campos inmortales. Ya el Invierno dejó su piel antigua en las ramas recientes de los árboles y avanza a saltos cortos por el prado la Primavera de delgado talle...

   Si hemos nacido juntos… Si hemos nacido juntos… de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Si hemos nacido juntos, ¿cómo nunca te vi? Te busqué en el espejo. No me reconocí. ¡Ay, este andar de espaldas por el mismo sendero! Juntos hemos crecido, nunca te rehuí. Y hubiese sido tanto mi gozo verdadero ver que en alguna cosa me parecía a ti.

   Si me pusiese en pie con todo mi dolor… Si me pusiese en pie con todo mi dolor… de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Si me pusiese en pie, con todo mi dolor, por cima de estas frescas lomas primaverales que surcan en arroyos las aguas y los pinos podría hablar contigo. Destino que me acechas. Te presiento en lo hondo de este largo camino que junta sus orillas allí donde mis ojos no llegan con su vuelo...

   Soneto a mi padre Soneto a mi padre  de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Debiera imaginarte fatigado y te recuerdo siempre vigoroso, proa hacia el mar y el viento rencoroso madre detrás, nosotros su cuidado. Contra tu firme pecho amurallado se remansaba el tiempo proceloso y el puntal de tus hombros poderoso sostenía la tierra lado a lado. Que viejito estarás...

   Su muerte y él Su muerte y él  de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Fue condenado a muerte la muerte acudió, rápida, guardó distancia justa y clavó la mirada. Los dos quedaron solos con la puerta cerrada. Aquella noche no durmió... las sombras con duras púas le asaeteaban y y sus ojos abrían túneles en la sombra. La muerte lo miraba...

   Una vez que soñó... Una vez que soñó... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Una vez que soñó no con monstruos, con ninfas, niños, puestas de sol, manos sobre la frente, paz, libertad, amor, a la mitad del sueño se despertó.

   Versos al mar de Veracruz Versos al mar de Veracruz de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Te pareces a mí... Que rías o que rompas en cólera, es lo mismo. Eres igual que yo. Cuando al nacer diste el primer vagido, como una selva te moviste entero y desde entonces no has dormido. ¡A dónde vas, oh, mar? Tu reposo intranquilo, tu resollar feroz, tu corazón transido...

   Vienen del cielo a mis ojos… Vienen del cielo a mis ojos… de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Vienen del cielo a mis ojos, van de mis ojos al cielo azules, blancas, doradas... del color de mis recuerdos. Se encuentran en el camino y hacen su ronda de juegos; se persiguen y se esconden ¿dónde Sirio? ¿dónde Venus? La noche gira suave como una veleta al viento. El silencio tiene un nombre: Tu silencio...

   Yo sé que ya mi voz se va perdiendo... Yo sé que ya mi voz se va perdiendo... de Pedro Garfias


      En la voz de Juan Rejano    
primeros versos

A Pedro Camacho Yo sé que ya mi voz se va perdiendo, yo sé que ya mis ojos vuelan poco, sé que de tanto ya sentirme loco loco me estoy volviendo. Sé que mi amor sé fue sin haber sido, que mi vida se va porque así quiere, y que mi anhelo de vivir se muere en pasmo convertido. Sé que...

   Yo te puedo poblar, soledad mía... Yo te puedo poblar, soledad mía... de Pedro Garfias


      En la voz de Pedro Garfias    
primeros versos

Yo te puedo poblar, soledad mía, igual que puedo hacer rocas y árboles de estas oscuras gentes que me cercan. ¿Cómo, si no, llevar sobre los hombros la ausencia? El ágil viento me conoce y ayuda en mi trabajo: cada día cuelgo del monte nuestro cielo limpio, planto en el lago nuestra...

 
 Pedro Geoffroy Rivas

   Vida, pasión y muerte del anti-hombre (I) Vida, pasión y muerte del anti-hombre (I) de Pedro Geoffroy Rivas


      En la voz de Pedro Geoffroy Rivas    
primeros versos

Nascencia en el paisaje igual a siempre y olvidado siempre, Incierto, de cenizas amarillas y dulces, Idéntico a sí mismo desde hace quién sabe cuántos vagos y ardorosos milenios, Ecuación desmedida en el preciso instante en que el grito y la sangre se confunden, Allá Cuando mi madre...

   Vida, pasión y muerte del anti-hombre (II) Vida, pasión y muerte del anti-hombre (II) de Pedro Geoffroy Rivas


      En la voz de Pedro Geoffroy Rivas    
primeros versos

Un niño triste a veces se me asoma a los ojos, Pálido niño, pálido de silencio y de anhelo. A veces también lloro por mi frustrada ancianidad, Grito sobre mi muerte lejana y prematura, Sumergido en angustia, Como quien hunde la cabeza en una almohada Para que nadie vea sus latentes...

   Vida, pasión y muerte del anti-hombre (III) Vida, pasión y muerte del anti-hombre (III) de Pedro Geoffroy Rivas


      En la voz de Pedro Geoffroy Rivas    
primeros versos

Venían, iban barcos. De ti hacia mí. De mí hacia ti. Iban, venían barcos de ojos y semillas. Venían, iban barcos sonámbulos, desesperados barcos. Iban, venían barcos y se iban sobre mares de olvido sin mañana. Ah, corazón en llamas, desplazado, derruido, Expresado a voz alterna de...

   Vida, pasión y muerte del anti-hombre (IV) Vida, pasión y muerte del anti-hombre (IV) de Pedro Geoffroy Rivas


      En la voz de Pedro Geoffroy Rivas    
primeros versos

De légamos profundos, inconforme, Levantándose absurda, desmedida, Monstruosa de protestas, Agria voz que me agobia, Que me empuja, Que me alza y me sumerge. Ronca voz que desconoce las palabras, Ancho grito sin fondo, Hosco alarido Descubriéndome entrañas ignoradas, Estrujándome...

   Vida, pasión y muerte del anti-hombre (V) Vida, pasión y muerte del anti-hombre (V) de Pedro Geoffroy Rivas


      En la voz de Pedro Geoffroy Rivas    
primeros versos

Vivíamos sobre una base falsa, Cabalgando en el vértice de un asqueroso mundo de mentiras, Trepados en andamios ilusorios, Fabricando castillos en el aire, Inflamando vanas pompas de jabón, Desarticulando sueños. Y mientras, Otros amasaban con sangre nuestro pan, Otros tendían con...

 
 Pedro Mir

   Al portaviones Intrepid Al portaviones Intrepid de Pedro Mir


      En la voz de Pedro Mir    
primeros versos

Santo Domingo, febrero de 1962 (de las agendas cablegrafías internacionales): Mil quinientos marinos del portaviones Intrepid desembarcaron aquí en viaje de descanso y esparcimiento. Yo sé que eres un triunfo de formidable acero, yo sé que tus marinos son muchos abejorros blancos de...

   Dominí Dominí de Pedro Mir


      En la voz de Pedro Mir    
primeros versos

En tu peñón solitario lleno de olvido y dolor, estrictamente salario, perpetuamente sudor. En tu girón de archipiélago de ron y cañaveral, chupado por el murciélago numeroso del central. En tu estirpe de malarias secretas como tu voz, llena de angustias agrarias y de silencio feroz;...

   Hay un país en el mundo Hay un país en el mundo de Pedro Mir


      En la voz de Pedro Mir    
primeros versos

(6 Momentos de Esperanza) Hay un país en el mundo colocado en el mismo trayecto del sol, oriundo de la noche. Colocado en un inverosímil archipiélago de azúcar y de alcohol. Sencillamente liviano, como un ala de murciélago apoyado en la brisa. Sencillamente claro, como el rastro del...

   La vida manda que pueble estos caminos La vida manda que pueble estos caminos de Pedro Mir


      En la voz de Pedro Mir    
primeros versos

Vienen las horas, horas de cielo azul, y de verano, sobre la copa verde. Vienen sobre las velas de la mar del sur y luego sobre los hombres vienen. Crujen al paso del timón y saltan, y desde entonces saltan sobre los meses. Y un caracol de manos entre la espuma coge su mes de plata y...

   Tarantela Tarantela de Pedro Mir


      En la voz de Pedro Mir    
primeros versos

Unidad de las anclas y las hélices, estimadas en toda su alegría navegadora. Unidad de las olas en todas sus volubles golondrinas. Unidad de las lanchas y de las redes en la luna del pez y de la anguila, sobrepecho del mangle y blancas hojas en todas sus repúblicas reunidas. Cal de...

 
 Pedro Piccatto

   Atraían verdades... (fragmento) Atraían verdades... (fragmento) de Pedro Piccatto


      En la voz de Gustavo Wojciechowski    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Atraían verdades mis ojos si miraban. Cuánta humildad y orgullo desde mi intimidad subía a ellos con intención de cielo. En ellos, azul de soledad, se movían heridas que el hombre no conoce todavía. Heridas comparables a las que sufre Dios cuando crea el dolor de un inocente. Umbral de la belleza y camino para todas las alas...

   Cuando esta red de sombras que no entiendo... Cuando esta red de sombras que no entiendo... de Pedro Piccatto


      En la voz de Mercedes Ramírez    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Cuando esta red de sombras que no entiendo con dominio sutil, ciñe mi vida nunca me salva. Ni la palabra pura de mi madre ni los círculos finos de un poema. Cuando la siento, insinuadora y trágica, trepar mi vida como falsa hiedra,nada me salva. Ni los círculos finos de un poema ni la palabra pura de mi madre...

   En una cama En una cama de Pedro Piccatto


      En la voz de Washington Benavides    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

En una cama, en otra, en otra, en otra, en una, en dos, en tres, en cien, en mil, la angustial seda sexual araña lo azul de su equilibrio, la noche del sexo...

   Era un viento infantil... Era un viento infantil... de Pedro Piccatto


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Era un viento infantil, era una aurora en alas, era una prisa pura y sin deleite, era un dibujo hablando para el agua, era el agua tocada y no tocada, el agua sin comienzo, azul, velada, el agua entre rumores. Era un solo de naranja persiguiendo el mapa aéreo de las mariposas...

   Huye de mí todo el salvaje goce de sufrir... (fragmento) Huye de mí todo el salvaje goce de sufrir... (fragmento) de Pedro Piccatto


      En la voz de Gustavo Wojciechowski    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Huye de mí todo el salvaje goce de sufrir. En mi órbita de lirio ah! qué calma infinita. Una calma muy blanca que me separa de lo incierto del hombre y de su nébula. Estoy como cercado de vaporosas gasas. La tierra es una fuga que yo no he comprendido...

   La cobardía de Dios La cobardía de Dios de Pedro Piccatto


      En la voz de Washington Benavides    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Mi herida es un olvido de Dios místico olvido inmóvil hijo de tantas soledades trágicas padre de tanto sueños sin amparos olvido que de alegría suave atrayente sinagoga suave atrayente como círculo de amor nupcial...

   Madre, esta tarde no me importa... Madre, esta tarde no me importa...  de Pedro Piccatto


      En la voz de Mercedes Ramírez    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Madre, esta tarde no me importa esa mano que le roba colores a la rosa y en la lenta soledad de la piedra los va poniendopara que ésta sueñe. Hoy, no me importa esa mano. Vivo y retengo solo tu rara calidadrosada queja muda...

   Melodía de darnos... Melodía de darnos... de Pedro Piccatto


      En la voz de Héctor Rosales    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Melodía de darnos... la sagrada melodía de darnos. Ese es el gran acierto de las almas. Es llevar para siempre en nuestra vida el esplendor abierto de una fruta. (ÁNGEL AMARGO, VI) De: Las anticipaciones

   Melodía de darnos… Melodía de darnos… de Pedro Piccatto


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Melodía de darnos la sagrada melodía de darnos. Ese es el gran acierto de las almas. Es llevar para siempre en nuestra vida el esplendor abierto de una fruta...

   Mira hacia arriba el hombre... Mira hacia arriba el hombre... de Pedro Piccatto


      En la voz de Susana Aliano Casales    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Mira hacia arriba el hombre cuando sueña y cuando sueña, vuela. El hombre es casi pájaro. Diríamos mejor: ¡se siente pájaro! Y múltiple de alas y de sueños, sube... ¡gigante dulce! El pájaro también si vuela es porque sueña. Y la pasión del pájaro y del hombre es soñar es volar...

   Muerta la mariposa... Muerta la mariposa... de Pedro Piccatto


      En la voz de Mario García    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Muerta la mariposa. Crucificada sobre la cruz de un vuelo. Ahora tiene su cielo entre las hojas de un libro. De un libro que no habla de mariposas ni de muertes. II de Azul en sombra

   Nunca puedo saber... Nunca puedo saber... de Pedro Piccatto


      En la voz de Juan María Fortunato    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Nunca puedo saber cómo con la sonrisa de dos amaneceres crea una rosa mi jardín. VII de Evidencias

   Para cuando el jacinto... Para cuando el jacinto... de Pedro Piccatto


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Para cuando el jacinto encienda el aire y la sangre desdeñe su hora mala, el agua fácil de estas evidencias: El agua fácil de estas evidencias para cuando no creas. (EVIDENCIAS, I) De: Las...

   Para cuando el jacinto... Para cuando el jacinto... de Pedro Piccatto


      En la voz de Héctor Rosales    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Para cuando el jacinto encienda el aire y la sangre desdeñe su hora mala, el agua fácil de estas evidencias: El agua fácil de estas evidencias para cuando no creas. (EVIDENCIAS, I) De: Las anticipaciones

   Poema para una amiga muerta Poema para una amiga muerta de Pedro Piccatto


      En la voz de Washington Benavides    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Tu muerte en flor, angustia recordada, hoy viene a mí, de qué secreto es escultura y ritmo, apéndice y semblante cuando era de aquí abajo un apagado lila coro de nomeolvides te rodeaba de qué pestaña joyas pupilas o matices era tu resplandor...

   Sin temor de morir... Sin temor de morir... de Pedro Piccatto


      En la voz de Juan María Fortunato    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Sin temor de morir, casi viviendo, el corazón bajo una rueda fría. ¡Y pulsándolo todo! ¡Y todo amándolo! I de Sangral

   Sobre mi corazón... Sobre mi corazón... de Pedro Piccatto


      En la voz de Mario García    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Sobre mi corazón yo no habría podido sufrir un silencio de rosa. Hubiera muerto helado un silencio de rosa sobre mi corazón. XXII de Ángel amargo

   Todo lo infiel... Todo lo infiel... de Pedro Piccatto


      En la voz de Mercedes Ramírez    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Todo lo infiel se vuelve fiel apenas desciende hacia la manoel corazón. De 1 de Malva

   Tú, desdoblada cinta al aire... Tú, desdoblada cinta al aire... de Pedro Piccatto


      En la voz de Washington Benavides    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Tú, desdoblada cinta al aire. Yo, la mitad de un ala apenas. De la amapola eres discípula. A mí me eligen los cardales. Un sol de agua te divierte. Yo al girasol le corro nubes. Le acortas vuelo a la calandria. Yo no le robo el aire a nadie. Te sobran siempre mariposas. Yo, a la lombriz le busco cielo...

   Un sitio blanco... Un sitio blanco... de Pedro Piccatto


      En la voz de Mario García    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Un sitio blanco y un latido mudo. Muerta la rosa mía. Donde ella muere, madre, no hay que cruzar pisando fuerte. Lo sabe el viento, el pájaro, esa sima sin grietas del sexo y la amapola, la luz, la mariposa... Y el mar! El mar! Lo sabe el mar que nunca vio una rosa. IV de Jardín y ...

   Una campana... Una campana... de Pedro Piccatto


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Una campana y tres calandrias toman mi corazón, (éste sólo de aljaba) y lo reparten: mitad para la niña y el anillo algo para la estatua y la limosna, y lo demás al naranjal y al viento. (MALVA VI) De: Las...

   Una campana... Una campana... de Pedro Piccatto


      En la voz de Washington Benavides    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Una campana y tres calandrias toman mi corazón, (éste sólo de aljaba) y lo reparten: mitad para la niña y el anillo algo para la estatua y la limosna, y lo demás al naranjal y al viento...

 
 Pedro Rivera

   Décimas al Che Décimas al Che de Pedro Rivera


      En la voz de Pedro Rivera    
primeros versos

El Che en su paso postrero para que América andes en el dolor de los Andes sembró su amor guerrillero; sembró su grito sincero y su fusil combativo y si por duro motivo el Che Guevara está muerto tampoco es ya menos cierto que entre la tierra está vivo. América del mendigo y de la mano extendida calza su sandalia...

 
 Pedro Salinas

   Busca, encuentro Busca, encuentro de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Llevo los ojos abiertos. No te veo, estás dentro de la niebla. Niebla: con el mirar no la aclaro, con la mano no la empujo, con el querer no la mato. Niebla. La mirada ¿para qué? y la voluntad, inútil. Llevo los ojos cerrados. No te veo, ya te siento, ya te tengo. Mía. Estás, estoy,...

   Cuando cierras los ojos... Cuando cierras los ojos... de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Cuando cierras los ojos tus párpados son aire. Me arrebatan: me voy contigo, adentro. No se ve nada, no se oye nada. Me sobran los ojos y los labios, en este mundo tuyo. Para sentirte a ti no sirven los sentidos de siempre, usados con los otros. Hay que esperar los nuevos. Se anda a...

   El contemplado El contemplado de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

De mirarte tanto y tanto, del horizonte a la arena, despacio, del caracol al celaje, brillo a brillo, pasmo a pasmo, te he dado nombre; los ojos te lo encontraron, mirándote. Por las noches, soñando que te miraba, al abrigo de los párpados maduró, sin yo saberlo, este nombre tan redondo...

   Fe mía Fe mía  de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

No me fío de la rosa de papel, tantas veces que la hice yo con mis manos. Ni me fío de la otra rosa verdadera, hija del sol y sazón, la prometida del viento. De ti que nunca te hice, de ti que nunca te hicieron, de ti me fío, redondo seguro azar...

   Figuraciones Figuraciones de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Parecen nubes. Veleras, voladoras, lino, pluma, al viento, al mar, a las ondas parecen el mar del viento, al nido, al puerto, horizontes, certeras van como nubes. Parecen rumbos. Taimados los aires soplan al sesgo, el sur equivoca el norte, alas, quillas, trazan rayas, aire, nada, espuma, nada , sin dondes...

   La voz a ti debida (III) La voz a ti debida (III) de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Sí, por detrás de las gentes te busco. No en tu nombre, si lo dicen, no en tu imagen, si la pintan. Detrás, detrás, más allá. Por detrás de ti te busco. No en tu espejo, no en tu letra, ni en tu alma. Detrás, más allá. También detrás, más atrás de mí te busco. No eres lo que yo...

   Las oyes cómo piden realidades... Las oyes cómo piden realidades... de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

¿Las oyes cómo piden realidades, ellas, desmelenadas, fieras, ellas, las sombras que los dos forjamos en este inmenso echo de distancias? Cansadas ya de infinitud, de tiempo sin medida, de anónimo, heridas por una gran nostalgia de materia, piden límites, días, nombres. No pueden...

   Luz de la noche Luz de la noche de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Estoy pensando, es de noche, en el día que hará allí donde esta noche es de día. En las sombrillas alegres, abiertas todas las flores, contra ese sol, que es la luna tenue que me alumbra a mí. Aunque todo está tan quieto, tan en silencio en lo oscuro, aquí alrededor, veo a las gentes...

   Mar distante Mar distante de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Si no es el mar, sí es su imagen, su estampa, vuelta, en el cielo. Si no es el mar, sí es su voz delgada, a través del ancho mundo, en altavoz, por los aires. Si no es el mar, sí es su nombre en un idioma sin labios, sin pueblo, sin más palabra que ésta: mar. Si no es el mar, sí es...

   Nadadora de noche Nadadora de noche de Pedro Salinas


      En la voz de Adolfo Marsillach    
primeros versos

Nadadora de noche, nadadora entre olas y tinieblas. Brazos blancos hundiéndose, naciendo, con un ritmo regido por designios ignorados, avanzas contra la doble resistencia sorda de oscuridad y mar, de mundo oscuro. Al naufragar el día, tú, pasajera de travesías por abril y mayo, te...

   No preguntarte me salva... No preguntarte me salva... de Pedro Salinas


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

No preguntarte me salva. Si llegase a preguntar antes de decir tú nada, ¡qué claro estaría todo, todo qué acabado ya! Sería cambiar tus brazos, tus auroras, indecisas de hacia quién, sería cambiar la duda donde vives, donde vivo como en un gran mundo a oscuras, por una moneda fría y...

   Para vivir no quiero Para vivir no quiero de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro María Guillén    
primeros versos

Para vivir no quiero Para vivir no quiero islas, palacios, torres. ¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres! Quítate ya los trajes, las señas, los retratos; yo no te quiero así, disfrazada de otra, hija siempre de algo. Te quiero pura, libre, irreductible: tú...

   Qué alegría vivir... Qué alegría vivir... de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Qué alegría, vivir sintiéndose vivido. Rendirse a la gran certidumbre, oscuramente, de que otro ser, fuera de mí, muy lejos, me está viviendo. Que cuando los espejos, los espías, azogues, almas cortas, aseguran que estoy aquí, yo, inmóvil, con los ojos cerrados y los labios,...

   Qué cuerpos leves, sutiles... Qué cuerpos leves, sutiles... de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

¡Qué cuerpos leves, sutiles, hay, sin color, tan vagos como sombras, que no se pueden besar si no es poniendo los labios en el aire contra algo que pasa y que se parece! ¡Y qué sombras tan morenas hay, tan duras que su oscuro mármol frío jamás se nos rendirá de pasión entre los...

   Se te está viendo la otra... Se te está viendo la otra... de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Se te está viendo la otra. Se parece a ti: los pasos, el mismo ceño, los mismos tacones altos todos manchados de estrellas. Cuando vayáis por la calle juntas, las dos, ¡qué difícil el saber quién eres, quién no eres tú! Tan iguales ya, que sea imposible vivir más así, siendo tan...

   Sin voz, desnuda Sin voz, desnuda de Pedro Salinas


      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Sin armas. Ni las dulces sonrisas, ni las llamas rápidas de la ira. Sin armas. Ni las dulces sonrisas, ni las llamas rápidas de la ira. Sin armas. Ni las aguas de la bondad sin fondo, ni la perfidia, corvo pico. Nada. Sin armas. Sola. Ceñida en tu silencio. Sí y no , mañana y...

 
 Pilar Adón

   Dime Oráculo Dime Oráculo de Pilar Adón


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Dime Oráculo, Ser de las Adivinaciones. ¿Es siempre la hoja marrón una hoja marchita, o puede ocurrir también, oh Oráculo, Ser de las Adivinaciones, que la hoja marrón crezca fuerte y fresca, carnosa y viva, como cualquier otra hoja verde, con ramificaciones blancas? Dime Oráculo,...

   Travel free Travel free de Pilar Adón


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Hay un sonido, un único sonido. El sonido de la lluvia oscura y sucia, guiada en quejidos insomnes por el viento. Viniéndose a chocar contra las inmensas cristaleras del aeropuerto, bajo la apariencia inocente que ofrece la desmembración en cientos de gotitas aisladas, tan...

 
 Pilar de Valderrama

   Evocación Evocación de Pilar de Valderrama


      En la voz de Conchita Fernández    
primeros versos

Aquel café de barrio, destartalado y frío, testigo silencioso de nuestras confidencias, extremo de rigores, conjunto de inclemencias, que sólo caldeaban tu corazón y el mío. Viejo café de barrio, a donde yo acudía, donde tú me esperabas con el alma impaciente, y cada vez, al verme, coronaba tu frente con un halo de luz...

 
 Pilar Sinués

   A mi lira A mi lira de Pilar Sinués


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

¿Por qué te abandoné? ¿Por qué, inclemente, plácida y dulce compañera mía, no te acaricio ya, cual otro tiempo, y te dejo olvidada tantos días? Yo te encontré en el valle una mañana de la copa de un árbol suspendida y, al verte, me detuve a contemplarte con mi inocente candidez de niña...

 
 Poesía maya

   Canción de la danza del arquero flechador Canción de la danza del arquero flechador de Poesía maya


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Moisés Romero (maya yucateco y lacandón)    
primeros versos

Versión castellana Espía, acechador que andas cazando por los montes, una vez, dos veces, vamos a cazar a orillas de la arboleda en rápida danza, hasta tres veces. Alza bien tu frente, alista bien la mirada, no hagas errores para que alcances tu premio. ¿Tienes bien afilada la punta...

   Cómo nació el Uinal (Itzaes (textos del Chilam Balam de Chumayel) Cómo nació el Uinal (Itzaes (textos del Chilam Balam de Chumayel) de Poesía maya


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Moisés Romero (maya yucateco y lacandón)    
primeros versos

Versión castellana Así explicó el primer gran sabio Merchise, el primer profeta Napuctun, primer sacerdote solar. Asi es la canción. Sucedió que nació el mes ahí donde no había despertado la tierra antiguamente. Y empezó a caminar por sí mismo. Y dijo su abuela materna, y dijo su...

   El principio de los Itzaes (textos del Chilam Balam de Chumayel) El principio de los Itzaes (textos del Chilam Balam de Chumayel) de Poesía maya


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Moisés Romero (maya yucateco y lacandón)    
primeros versos

Versión castellana Trece veces ocho mil Katunes reposó en su piedra. Entonces se movió la semilla de Hunac Ceel Ahau. Éste es el canto: E¡ ¿Son los hombres como el sol? De la Piedra del que es Amarillo, E¡ ¿de ahíson los hombres buenos? Mi ropa, mi vestido, dijeron los dioses. Así se...

   Los Dzules (textos del Chilam Balam de Chumayel) Los Dzules (textos del Chilam Balam de Chumayel) de Poesía maya


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Moisés Romero (maya yucateco y lacandón)    
primeros versos

Versión castellana Esto es lo que escribo: En mil quinientos cuarenta y uno fue la primera llegada de los Dzules, de los extranjeros, por el Oriente. Llegaron a Ecab, así es su nombre. Y sucedió que llegaron a la Puerta del Agua, a Ecab, al pueblo de Nacom Balam, en el principio de...

   Poemas lacandones Poemas lacandones de Poesía maya


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Moisés Romero (maya yucateco y lacandón)    
primeros versos

Versión castellana Frente a ti ofrezco mi copal, es para ti. Ofrécelo al padre, es para ti, elévalo al padre. Cumpliré de nuevo con mi ofrenda de pozol, es para ti, ofrécelo al padre. Cumpliré de nuevo con mi ofrenda de pozol para ti, para ti. Frente a ti hago mi don, de nuevo, para...

   Textos del Popol Vuh Textos del Popol Vuh de Poesía maya


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y René Acuña (quiché)    
primeros versos

Versión castellana I Ésta es la relación de cómo todo estaba en suspenso, todo en calma, en silencio; todo inmóvil, callado, y vacía la extensión del cielo. Ésta es la primera relación, el primer discurso. No había todavía un hombre, ni un animal, pájaros, peces, cangrejos, árboles,...

 
 Poesía náhuatl

   Canto de Nezahualcóyotl Canto de Nezahualcóyotl de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

He llegado aquí, soy Yoyontzin. Sólo flores deseo, ha venido a estar deshojando flores sobre la tierra. Allá corto la flor preciosa, corto la flor de la amistad: junto contigo, con tu persona; ¡oh príncipe! Yo Nezahualcóyotl, el señor Yoyontzin. Nezahualcoyotl icuic Nihualacic ye...

   Consejos de un padre a su hija Consejos de un padre a su hija de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

Aquí estás, mi hijita, mi collar de piedras finas, mi plumaje de quetzal, mi hechura humana, la nacida de mí. Tú eres mi sangre, mi color, en ti está mi imagen. Ahora recibe, escucha: vives, has nacido, te ha enviado a la tierra el Señor Nuestro, el Dueño del cerca y del junto, el...

   Dar un rumbo al corazón Dar un rumbo al corazón de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

¿Qué era lo que acaso tu mente hallaba? ¿Dónde andaba tu corazón? Por esto das tu corazón a cada cosa, sin rumbo lo llevas: vas destruyendo tu corazón. Sobre la tierra, ¿acaso puedes ir en pos de algo? . Moyolhuica ¿Tle in mach tiquilnamiquia? ¿Can mach in nemia 8242;n moyollo? Ic...

   El dador de la vida inventa El dador de la vida inventa de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

Con flores hablas, dentro de ti vive, dentro de ti escribe, inventa el Dador de la vida, el que es Dios. ¡Oh príncipe chichimeca, Nezahualcóyotl! Tlayocoya in ipalnemohua Xochitica on tlatoa mitec on nemia, mitec ya tlacuilohua, tlayocoya, in Ipalnemohua yehua teotl. ¡Chichimecatl yn...

   El pintor El pintor de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

El pintor: la tinta negra y roja, artista, creador de cosas con el agua negra. Diseña las cosas con el carbón, las dibuja, prepara el color negro, lo muele, lo aplica. El buen pintor: entendido, dios en su corazón, diviniza con su corazón a las cosas, dialoga con su propio corazón...

   El sabio El sabio de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

El sabio: una luz, una tea, una gruesa tea que no ahuma. Un espejo horadado, un espejo agujereado por ambos lados. Suya es la tinta negra y roja, de él son los códices, de él son los libros de pinturas. El mismo es escritura y sabiduría. Es camino, guía veraz para otros. Conduce a...

   Existamos aquí Existamos aquí de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

¿Tienen raíz, son verdaderos los hombres? Nadie acabará de entender lo que es tu riqueza, lo que son tus flores, ¡Inventor de ti mismo! Sin terminar dejamos las cosas. Por esto lloro, me aflijo. Aquí entrelazo con flores, a la nobleza, a los amigos. ¡Alegraos! Nuestra casa común es...

   Flor y canto Flor y canto de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

Ahora lo sabe mi corazón: Escucho un canto, contemplo una flor. ¡Ojalá jamás se marchite! In xochitl, in cuicatl Quin oc zan tlamatia noyolo: niccaqui in cuicatl, niquita yn xochitl, ¡Maca yn...

   Flor y canto: Recuerdo del hombre en la tierra Flor y canto: Recuerdo del hombre en la tierra de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

¿Sólo así he de irme como las flores que perecieron? ¿Nada quedará de mi nombre? ¿Nada quedará de mi fama aquí en la tierra? ¡Al menos flores, al menos cantos! ¿Que podrá hacer mi corazón? En vano hemos llegado, en vano hemos brotado en la tierra. Ma nel xóchitl, ma nel cuicatl ¿Zan...

   Fugacidad universal Fugacidad universal de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

¿Acaso de verdad se vive en la tierra? No para siempre en la tierra: sólo un poco aquí. Aunque sea jade se quiebra. aunque sea oro se rompe, aunque sea plumaje de quetzal se desgarra, no para siempre en la tierra: sólo un poco aquí 8242; 8242;. An nochipa tlalticpac ¿Cuix oc nelli...

   Hay palabras verdaderas en la tierra Hay palabras verdaderas en la tierra de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

¿Hay palabras verdaderas en la tierra? ¿Acaso hablamos algo verdadero aquí, dador de la vida? Sólo soñamos, sólo nos levantamos del sueño. Sólo es como un sueño... Nadie habla aquí de verdad...¿Acaso son verdaderos los hombres? Si no, ya no es verdadero nuestro canto. ¿Qué está por...

   Los chichimecas Los chichimecas de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

En el año 5-Caña vinieron a acercarse los chichimecas: vivían como flechadores (cazadores), no tenían casas, no tenían tierras, su vestido no eran tilmas tejidas, solamente pieles de animal era su vestido, sólo con yerba hacían su vestido. Sus hijos sólo en redecillas en huacales...

   Principio del señorío chichimeca Principio del señorío chichimeca de Poesía náhuatl


      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

Año I-Pedernal (804 d. c). Cuando comenzó el Señorío de los chichimecas una mujer noble, llamada Itzpapálotl los llamó, les dijo: Tenéis que establecer como señor vuestro a aquél que se llama Huactli. Marchad hacia allá, a Nequameyocan. Estableced allí la casa de los cactus, la casa...

 
 Porfirio Barba Jacob

   Canción de la vida profunda Canción de la vida profunda de Porfirio Barba Jacob


      En la voz de Rosa Furman    
primeros versos

Hay días en que somos tan móviles, tan móviles, como las leves briznas al viento y al azar... Tal vez bajo otro cielo la gloria nos sonría... La vida es clara, undívaga y abierta como un mar. Y hay días en que somos tan fértiles, tan fértiles, como en Abril el campo, que tiembla de...

































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

160 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas