☰ menú
 


        25 poemas aleatorios en audio


 

   La máscara desnuda La máscara desnuda de Aurora Reyes

   Aurora Reyes
      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

Apareces de golpe dentro de mí, dorada por un oro manchado de musgo verdinegro. Ola petrificada del agua de la vida creciendo y apretando la sal del esqueleto. En lo más entrañable de mi ser ejecutas las invisibles líneas del rostro verdadero, entregando al proyecto sin límite del polvo...

 

   Monólogo de la extranjera Monólogo de la extranjera de Rosario Castellanos

   Rosario Castellanos
      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Vine de lejos. Olvidé mi patria. Ya no entiendo el idioma que allá usan de moneda o herramienta. Alcancé la mudez mineral de la estatua. Pues la pereza y el desprecio y algo que no sé discernir me han defendido de este lenguaje, de este terciopelo pesado, recamado de joyas, con que...

 

   Las Vírgenes terrestres Las Vírgenes terrestres de Enriqueta Ochoa

   Enriqueta Ochoa
      En la voz de Enriqueta Ochoa    
primeros versos

En vano envejecerás doblado en los archivos: no encontrarás mi nombre. En vano medirás los surcos sementados queriendo hallar mis propiedades. No tengo posesiones. En cambio, es mío el sueño de los valles arrobados y mío el subterráneo rumor de la semilla. Si...

 

   La ola de los días La ola de los días de Enriqueta Ochoa

   Enriqueta Ochoa
      En la voz de Enriqueta Ochoa    
primeros versos

Una parvada de pájaros encendidos cruza y oscurece el aire. La ola de mis días agitada, y mordida por una espuma ciega, solitaria se ahoga en un grito que sube desde las zonas profundas y me empuja a atravesar desiertos, valles que sólo cruza la muerte...

 

   Glorias (fragmento) Glorias (fragmento) de Juan Gelman

   Juan Gelman
      En la voz de Federico Bonasso    
primeros versos

Era rubia la pulpera de Santa Lucía? ¿Tenía los ojos celeste? ¿Y cantaba como una calandria la pulpera? ¿Reflejaban los ojos la gloria del día? ¿Era la gloria del día inmensa luz? Son preguntas inútiles para este invierno no se las puede echar al fuego para que ardan...

 

   El fin El fin de Jorge Luis Borges

   Jorge Luis Borges
      En la voz de Eduardo Lizalde    
primeros versos

El hijo viejo, el hombre sin historia, El huérfano que pudo ser el muerto, Agota en vano el caserón desierto. (Fue de los dos y es hoy de la memoria. Es de los dos.) Bajo la dura suerte Busca perdido el hombre doloroso La voz que fue su voz. Lo milagroso No sería más raro que la muerte. Lo acosarán...

 

   Oda a la cama (fragmento) Oda a la cama (fragmento) de Pablo Neruda

   Pablo Neruda
      En la voz de Pablo Neruda    
primeros versos

De cama en cama en cama es este viaje el viaje de la vida. El que nace, el herido y el que muere, el que ama y el que sueña vinieron y se van de cama en cama, vinimos y no vamos en este tren, en esta nave, en este río común a toda vida, común a toda muerte...

 

   Oigo los coches Oigo los coches de Fabio Morábito

   Fabio Morábito
      En la voz de Fabio Morábito    
primeros versos

En la mañana oigo los coches que no pueden arrancar. A lo mejor, entre los árboles, hay pájaros así, que tardan en lanzarse al diario vuelo, y algunos nunca lo consiguen. Me alegro cuando un auto, enfriado por la noche, recuerda al fin la combustión y prende sus circuitos. Qué...

 

   La tristeza es un don... La tristeza es un don... de Mario Benedetti

   Mario Benedetti
      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

La tristeza es un don / cosecha al paso contrición prometida en otro instante o presagio de sombras y no obstante no es penuria ni abismo ni fracaso si la tristeza es don no es don escaso cuando acude a la noche del amante o se enfrenta a la muerte...

 

   Escrito en una servilleta Escrito en una servilleta de Roque Dalton

   Roque Dalton
      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

Alzo mi copa, camaradas, y ante todo pido que me perdonéis por atravesar sin permiso y sin compostura las puertas de la emoción: nuestro hermano de tan lejano país, nuestra hija de las entrañas, niña de nuestros ojos, fundan su noble casa sobre una firme piedra...

 

   Oda a una pelotari Oda a una pelotari de José García Nieto

   José García Nieto
      En la voz de José García Nieto    
primeros versos

Donde no se podía llegar, donde el cuarto no podía abrir sus puertas tentadoras, ante el fondo mismo del mar donde los ojos eran más tierra que nunca, más allá de la levísima trama que encarcelaba...

 

   Me dueles Me dueles de Jaime Sabines

   Jaime Sabines
      En la voz de Jaime Sabines    
primeros versos

Me dueles. Mansamente, insoportablemente, me dueles. Toma mi cabeza, córtame el cuello. Nada queda de mí después de este amor. Entre los escombros de mi alma búscame, escúchame. En algún sitio mi voz, sobrevive, llama, pide tu asombro, tu iluminado silencio. Atravesando muros,...

 

   La página en blanco La página en blanco de Eliseo Diego

   Eliseo Diego
      En la voz de Eliseo Diego    
primeros versos

Me da terror este papel en blanco tendido frente a mí como el vacío por el que iré bajando línea a línea descolgándome a pulso pozo adentro sin saber dónde voy ni cómo subo trepando atrás palabra tras palabra que apenas sé qué son sino son sólo fragmentos de mí mismo mal atados...

 

   He aquí que tú estás sola... He aquí que tú estás sola... de Jaime Sabines

   Jaime Sabines
      En la voz de Jaime Sabines    
primeros versos

He aquí que tú estás sola y que yo estoy solo. Haces cosas diariamente y piensas y yo pienso y recuerdo y estoy solo. A la misma hora nos recordamos algo y nos sufrimos. Como una droga mía y tuya somos, y una locura celular nos recorre y una sangre rebelde y sin cansancio. Se me va a...

 

   Décimas de la angustia Décimas de la angustia  de Fernando Sánchez Mayans

   Fernando Sánchez Mayans
      En la voz de Fernando Sánchez Mayans    
primeros versos

Angustia de amor callada dentro del cuerpo presente que se sabe y que se siente como la sangre obstinada. Yo sé que estás apresada dentro de mí, cárcel viva. Prisionera ya cautiva que tenaz entre las venas me las vas dejando llenas de una ansiedad fugitiva. II Febril me vas consumiendo lento amor...

 

   Nocturno en el Distrito Federal Nocturno en el Distrito Federal de Saúl Ibargoyen

   Saúl Ibargoyen
      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Había un cráneo de aire entre las fibras de la noche unos huesos negros como harapos colgantes unas médulas ateridas fuera de su cauce unas grietas abriéndose como gritos de triste bacteria aplastada. Había una nebulosa de pesada grisura un escándalo de silencio y gelatina...

 

   Esperándolo Esperándolo de Gioconda Belli

   Gioconda Belli
      En la voz de Conchita Fernández    
primeros versos

Por la mañana me alzo como gacela gozosa entre el monteesperándote. Al medio día, hundida entre flores, voy dibujando tu nombre en el vientre de agua del río. En el crepúsculo, llena de amor, me doblo...

 

   Alfa y omega Alfa y omega  de Marco Antonio Montes de Oca

   Marco Antonio Montes de Oca
      En la voz de Marco Antonio Montes de Oca    
primeros versos

Encadenado a mi sangre libre Con grilletes de campanas Entro a mi siglo Por la puerta palpitante de mí mismo Y camino descalzo Por un archipiélago de almohadas Hacia la radiante oscurana del origen. Atrasa la lluvia sus relojes Y la dínamo salvaje retatúa su eje la pura turbulencia...

 

   Todo se había quedado sin engaño, esa vez... Todo se había quedado sin engaño, esa vez... de Antonio Porchia

   Antonio Porchia
      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Todo se había quedado sin engaño, esa vez. Y esa vez tuve miedo de todo. De: Voces

 

   Sabe, si alguna vez tus labios rojos... (Rima XX) Sabe, si alguna vez tus labios rojos... (Rima XX) de Gustavo Adolfo Bécquer

   Gustavo Adolfo Bécquer
      En la voz de Favio Camero    
primeros versos

Sabe, si alguna vez tus labios rojos quema invisible atmósfera abrasada, que al alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada. De: Rimas, leyendas y...

 

   Doblones, rublos, libras, pesos Doblones, rublos, libras, pesos  de Washington Benavides

   Washington Benavides
      En la voz de Washington Benavides    
primeros versos

Los pobres tipos nacen (o se hacen, da lo mismo) con estigmas: jorobas invisibles, patas de palo, ojos de vidrio, prótesis de caderas, gorgueras de fracturas cervicales, sarcomas, sífilis lepra (los más antiguos) Sida. Deben matarse, noche y día, para construir como ingenieros castillos o casas económicas...

 

   Mi corazón emprende Mi corazón emprende de Jaime Sabines

   Jaime Sabines
      En la voz de Pablo López del Castillo    
primeros versos

Mi corazón emprende de mi cuerpo a tu cuerpo último viaje. Retoño de la luz, agua de las edades que en ti, perdida, nace. Ven a mi sed. Ahora. Después de todo. Antes. Ven a mi larga sed entretenida en bocas, escasos manantiales. quiero esa arpa honda que en tu vientre arrulla niños...

 

   La página vacía La página vacía de Sara de Ibáñez

   Sara de Ibáñez
      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Cómo atrever esta impura cerrazón de sangre y fuego, esta urgencia de astro ciego contra tu feroz blancura. Ausencia de la criatura que su nacimiento espera, de tu nieve prisionera y de mis venas deudora, en el revés de la aurora y no de la primavera...

 

   Oración por Marilyn Monroe Oración por Marilyn Monroe de Ernesto Cardenal

   Ernesto Cardenal
      En la voz de Ernesto Cardenal    
primeros versos

Señor recibe a esta muchacha conocida en toda la tierra con el nombre de Marilyn Monroe aunque ése no era su verdadero nombre (pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita violada a los 9 años y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar) y ahora se...

 

   Poema de la culpa Poema de la culpa de José Ángel Buesa

   José Ángel Buesa
      En la voz de José Ángel Buesa    
primeros versos

Yo la amé, y era de otro, que también la quería. Perdónala Señor, porque la culpa es mía. Después de haber besado sus cabellos de trigo, nada importa la culpa, pues no importa el castigo. Fue un pecado quererla, Señor, y, sin embargo mis labios están dulces por ese amor amargo. Ella...