☰ men
 
palabra virtual

Para Lorca    
    Editora del fonograma:    
    KITARA    
por Laura Castanedo    
Msica: Andrs SegoviaArreglos y guitarra: Alberto Ubach    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Cielo vivo


Yo no podr quejarme
si no encontr lo que buscaba.
Cerca de las piedras sin jugo y los insectos vacos
no ver el duelo del sol con las criaturas en carne viva.

Pero me ir al primer paisaje
de choques, lquidos y rumores
que trasmina a nio recin nacido
y donde toda superficie es evitada,
para entender que lo que busco tendr su blanco de alegra
cuando yo vuele mezclado con el amor y las arenas.

All no llega la escarcha de los ojos apagados
ni el mugido del rbol asesinado por la oruga.
All todas las formas guardan entrelazadas
una sola expresin frentica de avance.

No puedes avanzar por los enjambres de corolas
porque el aire disuelve tus dientes de azcar,
ni puedes acariciar la fugaz hoja del helecho
sin sentir el asombro definitivo del marfil.

All bajo las races y en la mdula del aire,
se comprende la verdad de las cosas equivocadas.
El nadador de nquel que acecha la onda ms fina
y el rebao de vacas nocturnas con rojas patitas de mujer.

Yo no podr quejarme
si no encontr lo que buscaba;
pero me ir al primer paisaje de humedades y latidos
para entender que lo que busco tendr su blanco de alegra
cuando yo vuele mezclado con el amor y las arenas.

Vuelo fresco de siempre sobre lechos vacos,
sobre grupos de brisas y barcos encallados.
Tropiezo vacilante por la dura eternidad fija
y amor al fin sin alba. Amor. Amor visible!


Edem Mills, Vermont, 24 de agosto de 1929




De: Poeta en Nueva York



FEDERICO GARCA LORCA






regresar