☰ men
 
palabra virtual

Lectura de tres dcadas    
    Editora del fonograma:    
    Voz Viva de Mxico. UNAM    
por Eduardo Lizalde    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Bellsima


Y si uno de esos ngeles
me estrechara de pronto sobre su corazn,
yo sucumbira ahogado por su existencia
ms poderosa
.

Rilke, de nuevo


igame usted, bellsima,
no soporto su amor.
Mreme, observe de qu modo
su amor daa y destruye.
Si fuera usted un poco menos bella,
si tuviera un defecto en algn sitio,
un dedo mutilado y evidente,
alguna cosa rspida en la voz,
una pequea cicatriz junto a esos labios
de fruta en movimiento,
una peca en el alma,
una mala pincelada imperceptible
en la sonrisa...
yo podra tolerarla.

Pero su cruel belleza es implacable,
bellsima;
no hay una fronda de reposo
para su hiriente luz
de estrella en permanente fuga
y desespera comprender
que aun la mutilacin la hara ms bella,
como a ciertas estatuas.



De: La zorra enferma



EDUARDO LIZALDE






regresar