sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

sguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal







Reparacin
de Amado Nervo

palabra virtual


La amada inmvil

    
    Editora del fonograma:
    Cisne

por Enrique Rambal    
  


Reparacin


En esta vida no la supe amar!
Dame otra vida para reparar,
oh Dios!, mis omisiones,
para amarla con tantos corazones
como tuve en mis cuerpos anteriores;
para colmar de flores,
de risas y de gloria sus instantes;
para cuajar su pecho de diamantes
y en la red de sus labios dejar presos
los enjambres de besos
que no le di en las horas ya perdidas...

Si es cierto que vivimos muchas vidas
(conforme a la creencia
teosfica), Seor, otra existencia
de limosna te pido
para quererla ms que la he querido,
para que en ella nuestras almas sean
tan una, que las gentes que nos vean
en xtasis perenne ir hacia Dios digan:
cmo se quieren esos dos!

A la vez que nosotros murmuramos
con un instinto lcido y profundo
(mientras que nos besamos
como locos): Quiz ya nos amamos
con este mismo amor en otro mundo!



28 de abril de 1912



De: La amada inmvil



AMADO NERVO


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 





























Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

171 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas