☰ men
 
palabra virtual

Roberto. Poesa    
    Editora del fonograma:    
    Palabra de esta Amrica    
por Roberto Fernndez Retamar    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Con las mismas manos


Con las mismas manos de acariciarte estoy construyendo una escuela.
Llegu casi al amanecer, con las que pens que seran ropas de trabajo,
Pero los hombres y los muchachos que en sus harapos esperaban
Todava me dijeron seor.
Estn en un casern a medio derruir,
Con unos cuantos catres y palos: all pasan las noches
Ahora, en vez de dormir bajo los puentes o en los portales.
Uno sabe leer, y lo mandaron a buscar cuando supieron que yo tena biblioteca.
(Es alto, luminoso, y usa una barbita en el insolente rostro mulato.)
Pas por el que ser el comedor escolar, hoy slo sealado por una zapata
Sobre la cual mi amigo traza con su dedo en el aire ventanales y puertas.
Atrs estaban las piedras, y un grupo de muchachos
Las trasladaban en veloces carretillas. Yo ped una
Y me ech a aprender el trabajo elemental de los hombres elementales.
Luego tuve mi primera pala y tom el agua silvestre de los trabajadores,
Y, fatigado, pens en ti, en aquella vez
Que estuviste recogiendo una cosecha hasta que la vista se te nublaba
Como ahora a m.
Qu lejos estbamos de las cosas verdaderas, Amor, qu lejos como uno de otro!
La conversacin y el almuerzo
Fueron merecidos, y la amistad del pastor.
Hasta hubo una pareja de enamorados
Que se ruborizaban cuando los sealbamos riendo,
Fumando, despus del caf.
No hay momento
En que no piense en ti.
Hoy quizs ms,
Y mientras ayude a construir esta escuela
Con las mismas manos de acariciarte.




Seleccin: Jorge Luis Arcos



ROBERTO FERNNDEZ RETAMAR






regresar