☰ men
 

Acabo de cruzar la intemperie del vino (nima)


Acabo de cruzar la intemperie del vino.

Jams vi mayor mi pobreza.

Un calvero un rojo crucifijo carnosidad del alcornoque (descortezado).

Una voz confundo tres veces: la greda con mi madre; mi padre
con el orn que se
desprende en un nico golpe de cmbalos; la voz
del desierto confundo con la carnosa voz del dtil
a la boca.

El shofar miel en los alvolos del panal me convoca de espaldas
la cabeza cubierta a la
conmiseracin de la hez gota a gota prendida a los
alvolos de la carne.

Acabo de convivir a solas con la muerte, estirpe de mi existencia,
consorte del eco.

Y qu, a qu, qu greda, cul orn, adnde el dtil, el crucifijo adnde
para qu hez?

Vida activa, eptome de la uva: vida contemplativa, eptome de la arena.

Intermedio, yo: agua corriente entrecortada Babel sal del vino,
a la intemperie: plomos
los ojos (poro) la boca llena de hongos (espora) yo,
balbuceante.

A Oriente me vuelvo abro la boca (exhalo) recibo del filamento
de la hez en vuelo la
carnosa consagracin de la uva ungiendo mi
descubierta cabeza de greda la llamarada del
vino.



JOS KOZER






regresar