☰ menú
 

Candombe


¡Zamba, zambé, zarabanda!
¡Mi perro, la luna y tú!
¿Por qué te pones tan brava
cuando te llaman
Chombita del Curundú?

(A la luna se le puso
la cara toda de grana,
porque no quería llamarte
jamaicana.)

¡Bríndame espumas de mar
y embriágame de arreboles!
¡Azota, morena, azota,
azótame los tambores!

Te dijo el sol: "¡Chomba mala!"
y te pusiste a llorar…
¡Bonito viento, morena,
bonito pa′navegar!

¡Qué sabroso se cimbrean
los cocos de tu palmera!
¡Ay, bate, morena, bate,
ay, báteme la bandera!

¡Zape, zape, negra mala,
—Caderas de corotú—,
llorá si te da la gana
and holing you!


De: Saloma sin Salomar



ROGELIO SINÁN






regresar