☰ menú
 

Frescura


Se burlaba el surtidor
—¡la risa casi lo ahogaba!—
porque la lluvia bajaba
y él la devolvía al Señor...


De: Onda



ROGELIO SINÁN






regresar