☰ menú
 

Casi un canto para el mar


¿Qué puede vencer, dime, la distancia entre el sueño
y las islas blanquísimas?

El mastín de la noche dormirá entre jazmines.
Mástil mitad del sol y mitad de la luna.
Caen fardos de estrellas
en las barcas.
Aquel que anduvo sobre el agua
y murió tan abierto
cuelga como una lamparilla en el rincón de los murmullos.

¿No ves, madre, la mano de tu niño dormida
en la barba del mar...?



AGUSTÍ BARTRA






regresar