☰ menú
 

La luz desoladora


A Héctor Rosales


Las estrellas frotaron
el cristal de la ventana,
con un haz de olor blanco
golpeó el jazmín
suavemente
la puerta,
el niño con un cirio
en la mano
penetró en el corazón
de la noche,
sus ojos que las tinieblas
lustraron,
leyeron al oído del Ángel
la carta del Sueño:
todo está concentrado
esperando
como en la calma
agitación de la tormenta,
la luz desoladora.


              Navidad de 1997 - Año Nuevo de 1998



De: Revista “Lo que vendrá”, n° 8-9 (doble),
Montevideo, junio-septiembre de 2013.



ORFILA BARDESIO




LIBROS EN PDF DE ORFILA BARDESIO EN PALABRA VIRTUAL



 
  Dieciséis odas y una canción   
 





regresar