☰ menú
 

Aún no he terminado de llorar por mis muertos...


Aún no he terminado de llorar por mis muertos;
tengo un nudo desnudo en la garganta
porque no he terminado de llorar por mis muertos.
El pecho acorralado,
temblorosas las manos,
mi respiración da cuenta de que no he terminado.
En mi memoria viven todos ellos.
Mi memoria no acaba de llorar.
Aún no he terminado de llorar por mis muertos.



De: Decíamos ayer



EDUARDO LANGAGNE




LIBROS EN PDF DE EDUARDO LANGAGNE EN PALABRA VIRTUAL



 
  El álbum blanco   
 





regresar