☰ menú
 

Cate de mi corazón


IV

Me arde la piel,
soy más hachón
que hombre
un metro
setentaiséis centímetros
de lumbre
con la cresta blanqueando
enrojecida:
ya no tengo remedio;
ardo
en la Ciudad de México.


V

Eran líquidos mis pies
y eran líquidas mis manos
y todo de agua me vi.

Desesperado una vez
—que sed, señores hermanos—
toda el agua me bebí.



De: Causa de vida



ALEJANDRO AURA






regresar