☰ menú
 

Nací para ser marino...


Nací para ser marino
y no para estar clavado
en el tronco de este árbol.

Dadme un cuchillo.
¡Por fin, me voy de viaje!
—¿Al mar, a la luna, al monte?
—¡Qué sé yo! ¡Nadie lo sabe!

Dadme un cuchillo.



De: Marinero en tierra



RAFAEL ALBERTI






regresar