☰ menú
 

De la Habana ha venido un barco


De mi ventana huye el barco
venido ayer de La Habana.
¡Saltemos del lecho al barco,
lucero de la mañana!

A pasar por tu azotea,
me echarás una naranja
y un zapatito de oro,
lleno de almendras y agua.

¡A las Antillas me voy
por unas mares de menta
amarga!




De: Marinero en tierra



RAFAEL ALBERTI






regresar