☰ menú
 

Otra vez en tu fondo empezó eso...


Otra vez en tu fondo empezó eso...
Abre sus ojos ciegos, el gemido,
se agita en ti, exigente y sumergido,
emprende su agonía sin regreso.

Yo te siento luchar bajo mi peso
contra un dios gutural y sordo, y mido
la hondura en que tu cuerpo sacudido
se convulsiona ajeno hasta en su hueso.

Me derrumbo cruzando tu derrumbe,
torrente en un torrente y agonía
de otra agonía; y doblemente loco,

me derramo en un golfo que sucumbe,
y entregando a otra pérdida la mía
el fondo humano en las tinieblas toco.



XIII De: Colección reservada de sonetos votivos



TOMÁS SEGOVIA






regresar