☰ men
 
palabra virtual

Grabacin para Palabra Virtual    
    Editora del fonograma:    
    Palabra Virtual    
por Francisco Portillo    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

El cielo ser otra vez azul


No llores compaera,
an no, no llores,
la brisa tarda,
pero no ests triste,
dame la mano,
ven
mira hacia el cielo,
contemos las estrellas.

Canta y cuenta.
Di una palabra, una
de aquellas que retiene
la luz,
clara en tus ojos
y en tu vientre tierna.

Un da llegar, un da alegre
y entonces lloraremos;
nuestra amargura se hundir
en la tierra.

Hoy no, an no,
no es ahora para lgrimas.
Tenemos que mirar otros das,
otras ciudades, muchos seres humanos
cogidos a traicin en tiempo oscuro.

Guarda tu llanto amor,
guarda tu pena,
contempla al mundo
cuidando de las suyas.

"Madre Coraje"
slo hay una compaera!
pero, infinitos "Padre Coraje"
por la noche besan la frente
de sus nios ysuspiran.

Ves esa luz?
recuerdas? Era un cuarto
pequeo.
Hubiramos podido asediar
a la dicha tras sus paredes
cremas,
lo hubiramos cubierto
con la voz de nuestro hijo.
Era pequeo,
apenas amueblado, pero
bastaba para soar
que hay otra paz,
modesta,
cotidiana,
que hace al hombre ms libre.
Eso es decir ms hombre.

No retires tu mano,
no bajes la mirada.
Recuesta tu cabeza
sobre mi hombro.
Hoy hace fro,
es tarde,
a esta hora las puertas
son iguales.

La vida no es as
en todas partes.
Un da retornar su jbilo
a nosotros.
Podrs ser madre
y nadie
te negar el sosiego,
ni un cuarto, ni el pan,
ni la alegra cuando vean
tu vientre floreciendo.
No estamos solos.
No somos los nicos.
Maana el cielo ser
otra vez azul.

Dame la mano,
vamos a buscarlo!
Canta en voz alta,
canta y cuenta;
y el da llegar,
llegar pronto!



De: Diario de viaje



ALBERTO ESCOBAR






regresar