sitemap
Palabra Virtual
síguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos
Copia y pega este enlace en un mensaje instantáneo o de correo electrónico

Comparte el poema en tu blog o página personal

Copia y pega este enlace en tu blog o página personal







El equilibrista
de José Zacarías Tallet



palabra virtual


    José Z. Tallet. Poesía y prosa

    
    Editora del fonograma:
    Palabra de esta América

por José Zacarías Tallet    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno    
Página web de Voces que dejan huellas    
  

    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno    
Página web de Voces que dejan huellas    
  


El equilibrista


¡Siempre en la cuerda floja,
mi pequeño burgués!
Oscilas a la diestra,
oscilas a la izquierda:
“¡Me tiro, no me tiro…!
¡A la una, a las dos, a las tres!”
Y sigues en la cuerda floja, ex barón
— descontento y satisfecho —
del ochenta y tres, treinta y tres!

Te sacan el sollate,
como al ganapán más hambriento y miserable,
mi pequeño pingüino-burgués.
Y tú, como si nada,
metido en el corset de tu importancia,
amarrado al buró papelero y mohoso,
al antro leguleyo de un letrado más gordo,
a un pliego de papel ferroprusiato,
a tu maletín de matasano,
a unas cuartillas de dudoso blanco
o a la silla del sapiente profesor,
cuando no a un encantado mostrador;
con el cabello rezumando grasa
y tu camisa de liquidación
y tu apéame-uno de dril 99
(¡qué cuidado precisa cuando llueve!)
ocultando zurcidos y remiendos
(¿cuándo mejorará la situación?)
sigues impertérrito,
—¿sordo, ciego, bobo, descuidado o terco?—
sueña que te sueña
con unas cuantas voces extranjeras
que terminan en club,
que tú pronuncias clob,
la cuña, las carreras, Montmartre, Nueva York…
Y mientras tanto te contentas
con los ilustres y las academias
y una tandita de las nueve y media,
y el peralta
y la compuesta que raspa la garganta
y el sube-y-baja del café,
donde discutes, más que de política,
de la legión de carnes que conquistas,
mi pequeño juanito-burgués.
Y si eres intelectual, ¿quién te soporta?
¡Cómo te esfuerzas y filosofas
para justificar la cuerda floja,
mi pequeño sofista-burgués!

¡No te des tanta lija,
mi pequeño burgués!
¿Cómo se explica
que a ti te quede aceite todavía,
para engrasar los goznes
de tu espinazo dócil,
reajustado pequeño burgués?

Alma de cuello duro,
escalera de manos,
ponte en los sesos tus lentes de carey,
y mira a la derecha, y otea bien hacia la izquierda,
para ver si por fin te arrojas
de la peligrosa cuerda floja,
pobrecito pequeño burgués.


De: Poesía y prosa



JOSÉ ZACARÍAS TALLET


Copyright © Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la página anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

163 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas