☰ men
 
palabra virtual

La flor de lis    
    Editora del fonograma:    
    El cuenco de plata    
por Marosa Di Giorgio    
Pgina web de El Cuenco de Plata    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

La noche volvi otra vez...


La noche volvi otra vez, La Sombra; aunque ya haban pasado cien aos, bien la reconocimos. Pas el jardn, violetas, el dormitorio, la cocina; rode las dulceras, los platos blancos como huesos, las dulceras con olor a rosa.

Tom al dormitorio, interrumpi el amor, los abrazos; los que estaban despiertos, quedaron con los ojos fijos; soaban, igual la vieron.

El espejo donde se mir o no se mir, cay trizado. Pareca que quera matar a alguno. Pero, sali al jardn. Giraba, cavaba, en el mismo sitio, como si debajo estuviese enterrado un muerto.

La pobre vaca, que pastaba cerca de la violetas, se enloqueci, gema como una mujer o como un lobo. Pero, La Sombra se fue volando, se fue hacia el sur. Volver dentro de un siglo.



De: Los papeles salvajes



MAROSA DI GIORGIO






regresar