☰ men
 
palabra virtual

Pasaban en silencio nuestros dioses    
    Editora del fonograma:    
    Voz Viva de Mxico. UNAM    
por Eliseo Diego    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Elega con un poco de amargura


sta es otra elega, pero
dedicada a un hombre desagradable,
vecino mo, que nunca
quiso saludarme.
No s, por tanto, cmo se llamaba.

Cara de limn, cara de perro malo,
jams se rebaj a mirarme
siquiera. Vivamos
los dos en la misma calle.

Un da tras otro nos desencontrbamos.
Primero por la maana, y luego
por la tarde.

Se muri, y,
naturalmente,
dej de no saludarme.

Ayer lo vi venir tan l como de costumbre
y me alegr que todo fuese igual que antes.

Pero no era ni por la tarde ni por la maana,
y en cuanto a l, tampoco era l,
como adrede.




De: Pasaban en silencio nuestros dioses



ELISEO DIEGO






regresar