sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

sguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal







Apoyando mi frente calurosa...
de Gustavo Adolfo Bcquer

palabra virtual


Gustavo Adolfo Bquer. Rimas y leyendas

    
    Editora del fonograma:
    Yoyo USA

por Favio Camero    
  


Apoyando mi frente calurosa...


Apoyando mi frente calurosa
en el fro cristal de la ventana,
en el silencio de la oscura noche
de su balcn mis ojos no apartaba.

En medio de la sombra misteriosa
su vidriera luca iluminada,
dejando que mi vista penetrase
en el puro santuario de su estancia.

Plido como el mrmol el semblante;
la blonda cabellera destrenzada,
acariciando sus sedosas ondas,
sus hombros de alabastro y su garganta,
mis ojos la vean, y mis ojos
al verla tan hermosa, se turbaban.

Mirbase al espejo; dulcemente
sonrea a su bella imagen lnguida,
y sus mudas lisonjas al espejo
con un beso dulcsimo pagaba...

Mas la luz se apag; la visin pura
desvanecise como sombra vana,
y dormido qued, dndome celos
el cristal que su boca acariciara.



De: Rimas, leyendas y narraciones



GUSTAVO ADOLFO BCQUER


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 





























Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

159 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas