☰ men
 
palabra virtual

Poesa amorosa del Siglo de Oro    
    Editora del fonograma:    
    Fidias, S.A.    
por Lola Villaespesa    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

El pastor ms triste


El pastor ms triste,
que en el valle y sierra
pace su ganado
la fragante yerba,
con lgrimas dice,
a la causa de ellas,
sus ansias mortales,
que mucho le aquejan:

Morena bella
tquete de mi fuego
una centella.

Del alado dios
un rayo te encienda,
pues al de tus ojos
no hallo defensas,
aunque para verte
en ceniza vuelva
lo que ms deseo
y menos deseas.

Morena bella
tquete de mi fuego
una centella.

Me llamas Belisa,
ms falso que Eneas,
y sin conocerme
por tal me condenas;
a otro cielo adoro,
fltame la tierra;
y el de tu hermosura
me falta en ausencia.

Morena bella
tquete de mi fuego
una centella.

La luz de tu rostro,
que tus ojos ciega,
destierre del mo
las tristes tinieblas;
hasta que te ablandes
crezcan mis endechas,
crezcan mis suspiros,
mis lgrimas crezcan.

Morena bella
tquete de mi fuego
una centella.

Y que cuando caigan
de las altas sierras
las oscuras sombras
de la noche negra,
hacia su majada
el pastor da vuelta,
y en el monte y valle
el eco resuena:

Morena bella
tquete de mi fuego
una centella.



BALTASAR DEL ALCZAR






regresar