☰ menú
 


Paisaje
de Bernardo Ortiz de Montellano

palabra virtual


Llorando la hermosa vida. Jaime Sabines (homenaje)    

    Editora del videograma:    
    Sanborn Hermanos S. A.        
por Jaime Sabines    
  

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Paisaje


Suspira el tiempo goloso
en el seno de la tarde,
que arrastra fino rebozo
por los campos que Dios guarde.
Los magueyales matizan
con verdes moños la tierra
y, a lo lejos, se precisan
los contornos de la sierra.
La sierra que abre los brazos
protegiendo la campiña:
la de los maizales laxos,
la de la amapola niña.

Discurre por tal paisaje
mi corazón —monte, llano—
abierto como un celaje
que se me fue de la mano,
y llena de encantos, arde
mi jovialidad sin nido,
sin ciudad, porque he bebido
la fragancia de la tarde.
Ya luego se marcha el sol,
desconocido pintor
deste suelo mexicano,
y adiós le digo a la flor
que encuentro en el altozano
y al sinsonte rimador
le digo, bajando al llano:
¡pájaro madrugador,
hasta mañana termprano!


De: El trompo de siete colores



BERNARDO ORTIZ DE MONTELLANO






regresar