sitemap
Palabra Virtual
síguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantáneo o de correo electrónico

Comparte el poema en tu blog o página personal

Copia y pega este enlace en tu blog o página personal







Periplo
de José Kozer

palabra virtual

    Este poema forma parte del acervo
    de la audiovideoteca de Palabra Virtual


    In Situ
    
    Editora del videograma:
    Voy a salir y si me hiere un rayo


por José Kozer    
  


Periplo


La racha canta la racha canta el huracanado viento en los
          batientes de la ventana: el golpe
          es verde, verde y cruje la corteza
          del árbol del jardín, crujen las
          dos blancas mecedores junto
          al aljibe llenándose, el agua del
          viento huracanado es impensable:
          miro la racha, abro la boca, el
          libro abierto al pie del lecho
          muestra la llaga de mi índice,
          de verso en verso (al paso): la
          aridez de las letras me reseca
          las pupilas, esquilma del cuerpo
          la risa, letra atronadora todo lo
          posee y rebate, quiero caminar
          detrás del buey, oliendo,
          escuchando, secarme el sudor
          de yagua en la frente, llegar al
          pie de la heredad, sentarme
          sobre el poyo, mirar a las que
          trillan al vuelo de sus desleídas
          faldas, me basta y sobra una
          situación (contemplativa) por
          ejemplo, ésa: y si me atengo
          encontraré mi compostura; el
          hecho de la felicidad. Pega el
          viento, las lechuzas aguardan
          recogidas en sabiduría, ululan
          las cuervas cosas que no hacen
          en sus nidos, en los trillos a
          duras penas ululan avanzando,
          los escarabajos: el libro al pie
          de la cama me lleva del brazo
          al lecho de muerte del poeta
          de veinticinco años a quien
          Severn intenta consolar
          leyéndole literatura edificante,
          y el poeta se desconsuela: ¿yo,
          morir yo? ¿Y por qué yo cuando
          hay tantos cabrones en el mundo?
          La racha, y se apagó. Me levanto,
          de un golpe tranco libro y literatura,
          flaqueo y me tumbo de brazos
          abiertos un buen rato a mendigar
          soltura (olvido) y soltura entre
          las rachas de un viento huracanado
          golpeando los batientes de una
          ventana: adónde. En verdad, adónde.
          Eso es lo que mendigo: una ventana
          al alto silencio del vuelo del azor
          rumbo al valle, planea y desciende,
          todas las miradas, contemplan: es
          de contemplación el punto único
          de cuatro afluentes desembocando,
          desembocando, aura y silencio, se
          posó el azor (hierático) (pétrea
          quietud del ave digiriendo) sobre
          el lomo del buey, yo me detuve:
          ya todo lo sobrellevo. Me detuve
          a tres pasos, del sieso abierto del
          animal brota un rumor, y sonrío:
          con la mirada repaso la inerte
          postura del azor, y me recojo;
          alzo la vista y doy tres pasos a
          un lado y otro, levanto el brazo
          y con el índice trazo en el aire un
          espacio delimitado, libro y lecho
          y un ulular del viento recapacitando,
          recapacitando su primer sentido de
          la brisa, su sentido primero de aire:
          llovizna, huelo mar (adónde)
           (adónde) en las arrugas del rostro
          el salitre (¿habrá cosecha en el ojo
          lateral de los peces?) la yema del
          dedo que me paso por el rostro
          huele a calostro: es aquí; éste es
          el punto de concentración en la
          grisácea atmósfera sobrecargada,
          una pupila, y en la pupila una
          guardarraya, por la guardarraya
          un istmo, a tres pasos ya está el
          laúd, el canto llano de la brisa:
          y por la brisa ataviada mi madre
          de tul y arras a Caná.



JOSÉ KOZER




regresar a la página anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

188 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas