sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

sguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal







Nio mo - de la gran Ocultadora
de Frida Kahlo

palabra virtual

    Este poema forma parte del acervo
    de la audiovideoteca de Palabra Virtual


    Palabra Virtual
    
    Editora del videograma:
    Palabra Virtual


por Carmen Feito Maeso    
  


Nio mo - de la gran Ocultadora


Son las seis de la maana
y los guajolotes cantan.
Calor de humana ternura.
Soledad acompaada.
Jams en toda la vida
olvidar tu presencia.
Me acogiste destrozada
y me devolviste entera, ntegra.
En esta pequea tierra
dnde pondr la mirada?
Tan inmensa, tan profunda!
Ya no hay tiempo, ya no hay nada,
distancia. Hay ya slo realidad.
Lo que fue,fue para siempre!
Lo que es, son las races
que se asoman transparentes,
transformadas.
En rbol frutal eterno.
Tus frutos ya dan sus aromas
tus flores dan su color
creciendo con la alegra de
los vientos y la flor.

Nombre de Diego. Nombre de amor.

No dejes que le d sed al
rbol que tanto te ama
que atesor tu semilla
que cristaliz tu vida
a las seis de la maana.

No dejes que le d sed
al rbol del que eres sol,
que atesor tu semilla.

Es "Diego" nombre de amor.


8 de Dic. 1938 edad 28 aos



De: EL DIARIO DE FRIDA KAHLO. Un ntimo autorretrato



FRIDA KAHLO




regresar a la pgina anterior 





























Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

244 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas