☰ menú
 


Efraín Bartolomé


listado de poemas

 

Ala del sur

  La gran selva dormida: gritos bramar de monos crujir de ramas leves

Ala que no vuela

  Aquí la selva Larga la soledad con que nos nutre Hora de lentos pies

Ala que no vuela

  

Cartas desde Bonampak

  Llueve. Llueve desde hace días. Hoy desperté con una sensación

Casa de los monos

  

Casa de los monos

  Para qué hablar del guayacán que guarda la fatiga

Cicatriz de aire

  Descorro las cortinas de la noche y entra el rumor de Tuxtla hasta el cuarto

Cielo y tierra

  Y las aguas de Arriba amaron a las de Abajo y eran las aguas de Abajo

Corte de café

  Miro la masa verde desde el aire Hierve Es una masa informe

Donde habla la ceniza

  

Donde habla la ceniza

  Con regusto de ciervo entre las fauces el puma tiene sed

El agua desdichada

  

El agua desdichada

  Todo quiere ser agua Quiere licuarse la montaña entera

El caldito

  Cuando el Fuego ama al Agua, y la acaricia, la enciende y la calienta

El oro más pulido

  Cada vez que le descubro a mi mujer un gran poeta

El poeta revela a las criaturas el nombre de su amada

  Toda la página del cielo para poner un Nombre

Elegía frente al río

  Las once de la noche y el trópico descansa de un combate feroz

Epitafio

  Del repecho más alto del acantilado que fue se despeñó hasta el fondo

Fuego en voz alta para encender la primavera

  Vibro Estoy cantando Ilumino la oscuridad cantando

Heridas entre el cuarto menguante y la luna negra

  Quién es el muerto en traje de bodas de este día? La una de la tarde

Imágenes dispersas bajo la Luna llena

  He sido siempre un hijo de la Luna. Siempre vi, desde niño, las Lunas

Invocación

  Lengua de mis abuelos habla por mí No me dejes mentir

Jaguar

  

Música lunar (fragmentos)

  

Oración en la entraña quemada de un sabino

  Este es mi territorio más secreto: he amado a la Diosa. Fui Acteón y soy

Pero ya basta...

  

Postigo

  Llaman a la puerta Es de noche y están tumbando la puerta Todos duermen

Puerta del ocotal...

  

Subo al despeñadero...

  

Tepeyólotl: Corazón del monte

  

Trozos de sol

  La tempestad ha comenzado a grabar su nombre sobre el polvo.

Tzintzuntzan (Visión desde las yácatas)

  Este íntimo tono de plácida dulzura en que la luz deambula desnuda

Valle de Ocosingo

  El peso del silencio El valle que se aleja de sí mismo a galope

Yo llevo el nombre...