sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Plida mors
de Emilio Frugoni


    Editora del fonograma:
    Palabra Virtual

en la voz de Francisco Portillo    


Plida mors



Cuando a buscarme vengas te llevars mis huesos
y mi carne marchita y mi sangre hecha hiel,
mas no podrs llevarte la emocin de mis besos
ni el ritmo de mis cantos, ni el verde laurel.

T no podrs llevarte la vida que he vivido,
el placer que he gozado, el sueo que so,
cenizas de una lea que a los vientos ha ardido
eso es lo que en tus manos tan solo dejar.

Cuando a buscarme vengas solo hallars mis rastros,
la vida har tiempo que se te adelant;
la vida, la que enciende y desgasta los astros
poco a poco en sus rudas manos me tritur.

En sus brazos quedaron mi juventud zaharea,
la embriaguez de mis horas de lucha y frenes,
todo lo que en el alma florece, vibra y suea,
Qu poco has de llevarte cuando vengas por m!



De: La cancin humana



EMILIO FRUGONI


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

181 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas