sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Salmo del solitario
de Carlos Bousoo


    Editora del fonograma:
    Alhambra Longman

en la voz de Fernando Guilln    


Salmo del solitario



Con tu beso de amor estoy marcado
como con una espada y un destello
en mi boca por siempre. Yo te amo
aqu, asediado, en tu fulgor ardiente.

Los hombres no me aman, no me aman.
Ya no me aman porque a Ti te quiero.
Solo contigo estoy, oh Dios; contigo
como un caliente bosque inmenso.

Ya no me aman porque T has bajado
y en mis brazos dejaste un ancho cielo,
y estoy sobre la tierra solitario,
erguido, sostenindolo.

He crecido de pronto, alzado estoy.
Una montaa entre mis brazos tengo.
Te tengo a ti, Seor, y te levanto
con mis dos manos junto al firmamento.

Aqu ests. Aqu ests. Tenme as siempre.
Un ro de dicha baja hasta mis miembros
cuando contigo meto mis dos puos
desgarradoramente, all en tu reino.


De: Primavera de la muerte



CARLOS BOUSOO


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

161 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas