sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder ver los videos.


Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Cuestin de fe
de Jos Watanabe


    Presencia Cultural

    Editora del videograma:
    TV Per

por Jos Watanabe    
Colaboracin: Ernesto Hermoza    
Pgina web del programa Presencia Cultural    


Cuestin de fe


Cmo sera la luz de la madrugada
en que Abraham, el hombre de la cerrada fe,
subi al monte Moriah
llevando de la mano a su unignito Isaac?

Tiene que haber sido una luz hondamente azul
como la de este amanecer: en aquel azul
Abraham imaginaba
la vibrante sangre de su hijo en el cuchillo.

La sangre vibra ms en el azul.
Lo s porque mi piel, de tan sola ahora,
segrega sangre en la palma de mi mano:
el primer milagro de mi da, o castigo,
por haber querido subir la cuesta de la montaa
con una muchacha (ms hija que esposa).

Ella, al primer sol, huy asustada,
me neg
su joven cuerpo para el sacrificio
y yo no pude demostrarle
mi fe neurtica a Dios.



De: La piedra alada



JOS WATANABE


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

163 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas